Fiat y Starbucks, al banquillo por evasión

“Apple y Amazon también están en la mira de las autoridades del Viejo Continente”.
Alsea es operador de Starbucks en México.
Se espera establecer un precedente legal para reducir las prácticas que las multinacionales en Europa usan para limitar sus pagos de impuestos. (Foto: Shutterstock )

Bruselas/Londres

La decisión prepara un enfrentamiento con Apple y Amazon.

Starbucks y Fiat se enfrentarán a decenas de millones de euros en pagos de impuestos cuando la Unión Europea emita una decisión histórica esta semana sobre evasión fiscal por parte de grupos multinacionales, de acuerdo con personas involucradas en el caso.

Más allá del tamaño del pago, el caso —que lidera Margrethe Vestager, la comisionada de competencia de la Unión Europea— se espera que establezca un precedente legal de largo alcance diseñado para reducir las prácticas que utilizan de manera rutinaria las multinacionales en Europa para limitar sus pagos de impuestos.

También establece el escenario para un enfrentamiento probablemente mayor con Apple y Amazon, cuyos asuntos fiscales también están en la mira de las investigaciones de Vestager.

Un alto funcionario de la Unión Europea que participó en los casos dijo que Fiat y Starbucks solo son “la punta del iceberg”. El caso se centra en los “tax rulings” —que algunas veces llaman “cartas de garantía” y que le permite a una empresa solicitar de antemano la manera cómo la van a tratar fiscalmente distintos países y de esta manera obtener garantías jurídicas— que emitieron los gobiernos a miles de empresas en todo el continente, buscando determinar en qué jurisdicción pueden pagar impuestos más bajos.

Para mañana se espera la decisión de Vestager y será una señal de que los “tax rulings” que los Países Bajos emitieron a Starbucks y Luxemburgo a Fiat representaron una ayuda estatal ilegal. La comisión exigió que casi los Estados de la Unión Europea entreguen sus “tax rulings” para análisis.

“Entramos a una nueva era. La ayuda estatal tendrá que ser parte de las consideraciones de cualquier multinacional que establezca una estructura en Europa”, dijo Caroline Ramsay del bufete de abogados Pinsent Masons.

Cuando se iniciaron los casos el año pasado, los abogados de ayuda estatal especularon que las órdenes de cobro podrían llegar a miles de millones de euros, con base en gran medida en los problemas fiscales de Apple en Irlanda.

Pero se estima que las sumas que involucradas en los casos de esta semana son más modestos. Los países probablemente reciban una descripción detallada de la comisión sobre cómo deben calcular los impuestos no recaudados, en lugar de una cifra exacta.