7 startups 100% mexicanas que revolucionarán tu vida

La innovación no está sólo en Silicon Valley. Conoce a algunos de los emprendedores mexicanos con mayor potencial en el mundo de la tecnología. 
En 2050, en apenas 35 años, tendremos una nueva economía híbrida colaborativa, en la que bienes y servicios se intercambiarán a través de plataformas digitales.
En 2050, en apenas 35 años, tendremos una nueva economía híbrida colaborativa, en la que bienes y servicios se intercambiarán a través de plataformas digitales. (Shutterstock)

México

De 2009 a 2013 la penetración de teléfonos inteligentes aumentó cinco veces en México, alcanzando una cifra aproximada de 32.4 millones, según estudios de The Competitive Intelligence Unit.

Esto quiere decir que uno de cada tres mexicanos tiene un smartphone  y se espera que para 2015, 70% de los usuarios de telefonía móvil cuenten con este tipo de dispositivos. Es por ello que el interés de aceleradoras y empresas de capital semilla confluyen para convertir a México en un atractivo destino de inversión.

“Esto inició con una tesis muy interesante: se trata de empezar a pensar que el talento no sólo está en Silicon Valley, sino en todo el mundo. Y así empezamos a tratar de invertir en 1% de los mejores emprendedores del mundo, México tiene una buena movida de emprendimientos pero faltaba capital, así empezó nuestra aceleradora acá”, comenta Juan López Salaberry de 500 Startups México, compañía que ya lleva 79 inversiones en el país.

Realizan dos convocatorias anuales y acaban de tomar la última generación de 15 proyectos que pronto serán públicos. Además dos veces al año ejecutan un programa de cinco meses con adiestramiento técnico y asesoría especializada, en todas las fases del negocio, para los emprendedores seleccionados.

“La gente puede entrar a nuestro sitio 500mexicocity.com y estar pendiente de las convocatorias. Lo importante es que tengan un prototipo funcional, una interacción con el mercado, equipos multifuncionales (de por lo menos dos o tres personas) y un componente transaccional. Buscamos empresas que quieran hacer negocios, que sean ambiciosas y apunten a mercados de más de mil millones de dólares como el de Latinoamérica”, acota López Salaberry.

Startup Mexico es otra empresa dedicada al desarrollo de emprendimientos que abrió operaciones en junio de 2014. Es un megacampus especializado en la innovación con 3 mil 500 metros cuadrados de construcción donde tratan de replicar el ecosistema emprendedor, a un nivel micro. Hay un espacio para fondos de inversión, otro para servicios corporativos y las áreas de emprendedores: “Nos enfocamos en dos tipos de emprendedores, unos son los que pueden acceder al cowork y trabajar en el campus, los otros son los del programa de incubación. Al momento tenemos 47 startups incubándose y la idea es llegar a 100 cada año”, comenta Mario Romero, coordinador general de este proyecto.

Romero explica que se enfocan en emprendimientos de alto impacto en un amplio abanico que abarca desde servicios, productos sociales, hasta el mundo digital. Hacen una convocatoria abierta todo el año y unos drafts, cada tres meses. En promedio seleccionan 17 empresas en cada draft.

Los retos

Vincent Speranza, director nacional de operaciones de Endeavor México, explica que desde hace dos años han creado un equipo especial para impulsar proyectos digitales. Esta área rápidamente se convirtió en la de mayor crecimiento en Endeavor con 15 compañías en el portafolio. “Creemos que el éxito de un emprendedor no se mide por sus ventas sino por la influencia positiva en su ecosistema. Por eso trabajamos con la categoría de alto impacto porque no basta con tener buenas ventas y posición de liderazgo. Lo primordial es regresarle beneficios a tu ecosistema, si tuviste éxito tienes que ser mentor de las siguientes generaciones de startups y hacer inversiones en esas compañías que están naciendo para darles chance de crecer y ayudar”.

Speranza afirma que al verdadero emprendedor no le asustan los trámites engorrosos por lo que no ve como una traba a la burocracia mexicana. Sin embargo, al analizar el sector, define algunas dificultades en tres áreas:

-El acceso al talento técnico: “México es un país donde hay muchísimos programadores y creativos, la dificultad estriba en conseguirlos y motivarlos para que se vuelvan emprendedores y se suban a los proyectos de startups. Ha faltado más creatividad para incentivar a los programadores para que se integren a los proyectos”.

-Las formas de financiamiento: “Estas son compañías diseñadas a levantar deuda, enfocadas a traer capital y veo muchos fondos nuevos invirtiendo pequeños presupuestos. Lo malo es que como es algo muy nuevo se requiere más sofisticación, más casos de éxitos y fracasos. Hoy estamos pagando el precio de la novatada del sector pero muy pronto esto se va a regular”.

-Nuevos mercados: “México tiene indicadores muy buenos en cuanto a la penetración de smartphones y el acceso a internet que se está incrementando de manera constante. Se está democratizando el uso de la tecnología pero se debe mejorar la resistencia cultural. Por ejemplo al momento de hacer pagos en línea todavía hay personas que prefieren no hacerlo y eso retrasa las transacciones, pero eso debe mejorar con el tiempo”, explica. .

Algunas de las empresas exitosas “aceleradas” por 500 Startups, Startup México y Endeavor, son:

99 minutos: El denso tráfico y las vastas distancias son los grandes retos que deben resolver los mensajeros de Ciudad de México todos los días. Alexis Patjane y su equipo decidieron poner a funcionar las neuronas y desarrollar un algoritmo que les permite evadir los embotellamientos vehiculares para llevarle sus compras, a cualquier zona del DF o la zona metropolitana, en 99 minutos.

Y por un precio único de 115 pesos por entrega: “Nos dimos cuenta de que los demás servicios cobraban tarifas muy altas por entregar el mismo día, así que adiestramos a nuestro personal y ya tenemos miles de clientes cada semana. Además más de 50 tiendas están afiliadas a nuestro sistema de envío porque la gente valora tener sus compras a tiempo”, dice Patjane.  Este emprendedor explica que han crecido mucho en los últimos meses y la demanda de tiendas que desean contratar sus servicios es enorme: “Ahora los clientes pueden rastrear por medio del GPS el recorrido de sus productos desde la tienda a sus casas, cada día queremos mejorar más”.

Hotstreet: Esta webusa la información de redes sociales como Facebook, Twitter o Foursquare para mostrarle a los empresarios de qué se habla en la zona donde quieren montar su negocio, es decir, ofrecen estudios de mercado a la medida del cliente. “Si es una cafetería sugerimos los descuentos, las promociones, etc. Si en una colonia compites conociendo a tu mercado es factible que logres ganarle hasta a los gigantes como Starbucks. Los empresarios necesitan asegurar su dinero y lo hacen buscando el lugar donde es más factible su negocio. La idea es que sean más eficientes para captar más clientes, entender el contexto y así volver relevante su pequeña empresa”, explica Andrés de la O, fundador del proyecto.

Desde noviembre están activos y la dinámica es totalmente personalizada. Los empresarios interesados mandan un correo y ellos les contestan y asesoran por skype o hangouts, enseñan el uso de la plataforma y luego cobran una suscripción. Los combos de asesoría van desde 500 pesos al mes hasta 2 mil 500 pesos al mes.

Vongos: Germán Valle tenía tiempo trabajando en la industria tecnológica y solía pensar que era necesario crear un sitio para encontrar todo lo que necesitas para ayudar a la gente y que fuera fácil hacerlo. Al poco tiempo de cocinar la idea renunció y se dedicó a crear Vongos que es una plataforma web con un directorio que busca reunir a las 30 mil Organizaciones No Gubernamentales (ONG) registradas en México: “Queremos que sea gratis para que cualquier donante  vea a que se dedican y estudie sus proyectos. Las ONG siempre quieren crecer pero les falta dinero y voluntarios por eso queremos que esta plataforma sirva para resolver esos problemas”, comenta Valle.

Este emprendedor explica que desean lograr un mecanismo transparente de donaciones y así conseguir el fondeo de los proyectos humanitarios que tanto necesita el país. Por otro lado están desarrollando una sección llamada “los talentos y retos ONG” con la finalidad de reclutar voluntarios para todas estas iniciativas: “La idea es hacer microvoluntariado desde diseñar un logo o una campaña hasta ejercer labor social. Y lograr crear un vínculo serio entre las empresas y las ONG”.

Everbots: Desde queLuis Alfredo Sánchez era muy joven soñaba con los drones esos robots voladores que prometen cambiarlo todo. Era becario en el Centro de Tecnología de Innovación de Telmex cuando hizo su primer prototipo de cuatro hélices junto a un grupo de amigos. Desde 2014 lidera su propia compañía de artilugios voladores: “Queremos crear drones de alta tecnología que pueda usar cualquier persona, en cualquier industria. Si alguien compra uno de nuestros drones basta con que descarga la aplicación de su sector en el móvil y ya podrá manejarlo. Si es cine, por ejemplo, eso te permitiría aplicar filtros, estabilizar el video, implementar rutas para hacer paneos y lograr diferentes vistas de grabación. Diseñamos un dron versátil que viene con muchas aplicaciones y puedes comprar diferente hardware para completarlo porque es modular”, explica el ingeniero.

Sánchez destaca que estudiaron el mercado y están seguros de que el sector de los drones crecerá 10 veces en los próximos 10 años: “Estamos preparados por eso tenemos módulos de cámaras infrarrojas, comunicación en red, cámaras multi-espectros, etc. En esta primera etapa de desarrollo tendrán un costo de 800 dólares, aproximadamente”.

Yogome: Nunca aprender fue tan divertido como con esta plataforma de juegos educativos creados en México. Más de 100 minijuegos disponibles que abarcan desde matemáticas hasta programación pasando por arte, geografía, idiomas y salud son algunas de las áreas exploradas en Yogome: “Queremos enganchar a los niños con el conocimiento. Les mostramos que ellos son los héroes y salvan al mundo con lo que aprenden. Cada juego es una misión donde se vence a la malvada reina Ignorantia, que contamina el planeta y crea monstruos”, explica Manolo Díaz, fundador de Yogome.

Esta compañía ya tiene millones de descargas y convenios con universidades estadounidenses para aplicar su sistema de minijuegos a contenidos más complejos.

Clip: Adolfo Babatz y Vilash Poovala trabajaban en el área de innovación de tecnología de pagos para gigantes de la industria como PayPal y Visa. En 2012 decidieron trasladar su experiencia a México y el resultado es Clip, una de las startups más exitosas de estos años que “permite aceptar pagos con cualquier tarjeta de crédito o débito, en cualquier momento y lugar, convirtiendo a su smartphone o tablet en una terminal bancaria”. Simplemente un registro, descargar la aplicación de la web y conectar el lector de tarjetas son suficientes para que cualquier comerciante pueda recibir pagos de tarjetas en dondequiera que esté.

La movilidad y practicidad de este sistema ha logrado catapultarlo como uno de los líderes del mercado, su bajo costo (el lector solo cuesta 500 pesos más IVA y el envío es gratis), un diseño sencillo y práctico han sido claves para que miles de usuarios usen este sistema como parte de sus transacciones diarias.

Rubberit: May Alba perdió a un amigo que falleció a causa del SIDA. Desde entonces no paró de darle vueltas a la cabeza buscando una idea que ayudara a la gente para que se protegiera al tener relaciones sexuales, años después nació Rubberit que es una plataforma online de envíos mensuales de condones a domicilio.

A través de varias membresías que van desde el paquete de seis al de 16 condones al mes de diversos tipos (con o sin látex) y lubricantes incluidos, se puede tener a la mano los preservativos necesarios para ejercer con responsabilidad nuestra sexualidad.

Además la compañía realiza una campaña constante que garantiza al usuario que por cada condón que compre en la plataforma, será donado un condón y charlas educativas en las zonas rurales y marginadas de México.

“La idea es que la gente tenga la disponibilidad de tener sus preservativos en casa o en el trabajo sin excusas al momento de protegerse. Además contribuyes con una buena causa como es la prevención en zonas pobres del país”, asevera Alba.