“México será un centro global de manufactura” Louise Goeser

Hace 120 años que la empresa alemana Siemens llegó a México para iluminar el Paseo de la Reforma. 
 Directora general de Siemens Mesoamérica, Louise Goeser
Directora general de Siemens Mesoamérica, Louise Goeser (Cortesía)

México

 Dada la reforma energética y  el Plan Nacional de Infraestructura, Siemens se prepara para crecer en el país.

¿Cuánto calculan crecer en el país?

Nosotros creemos que nuestro negocio se duplicará en los próximos tres o cinco años. Nunca habíamos visto tantos clientes interesados como ahora. Solamente en plantas de electricidad tenemos dos páginas enteras con oportunidades potenciales. Y estamos muy emocionados.

Durante la visita del director mundial Joe Kaeser, dijo que esperaba que México duplique su negocio en 2020, ¿siente mucha presión?

¡Claro que no! Quiero lograrlo este año y va a suceder.

Además de electricidad, también han manifestado interés en proyectos de petróleo y gas, ¿en qué áreas participaría Siemens?

Hay muchas áreas y solo por mencionar algunos, compresión y bombeo de ductos y hay muchos ductos que se están planeando ahora en México. Además de esto, cada vez que hay un nuevo pozo o plataforma, se necesita electricidad para los equipos.

Solicitaron una prórroga para su propuesta del tren de alta velocidad de México Querétaro, ¿cuál es el costo del proyecto?

Es muy importante tener más tiempo para estudiar el proyecto y presentar un buen cálculo. Lo que se maneja en papel es que será de 4 mil millones de dólares pero eso solo es un número, así es que es un proyecto de infraestructura bastante cuantioso.

¿Qué importancia tiene México para Siemens a nivel global?

Yo nunca había visto al país en mejor forma que ahora. Lo que es realmente emocionante es que estas reformas y estos cambios harán que México sea mucho más competitivo.

México será considerado, desde la perspectiva de esta compañía, uno de los tres grandes centros de manufactura en el mundo y eso incluye a Alemania, China y México.

Creo que el siguiente paso será y es algo que ya está ocurriendo en México, convertirse en un centro global de investigación y desarrollo.

Antes fue directora general de Ford México y ahora la industria automotriz está en su apogeo. Ahora está al frente de una compañía líder en infraestructura y energía, ¿cómo se siente sobre su carrera?

Cuando llegué a México con Ford, las cosas salieron muy bien pero también invertimos significativamente en el país. Fuimos una de las primeras empresas en hacer grandes inversiones. Más de 5 mil mdd en cuatro años desde Estados Unidos y otros 5 mil mdd como directora general en México porque vi mucho potencial en el país y claro, lo hice con el consentimiento de la empresa. Para ser honesta, decidí quedarme en México porque pensé que México tiene oportunidades maravillosas. Amo mi carrera y amo lo que le está sucediendo al país y quiero seguir contribuyendo.