Exhorta FMI a aliviar la deuda de Grecia

Las negociaciones buscan recortar 3 mil millones de euros al presupuesto de Atenas.
Christine Lagarde, directora del FMI.
Christine Lagarde, directora del FMI. (Joshua Roberts/Reuters)

Bruselas

El Fondo Monetario Internacional dijo a los ministros de finanzas de la zona euro que deben empezar inmediatamente las negociaciones para garantizar la ayuda de la deuda de Grecia, a pesar de la oposición de Alemania, lo que da un vuelco a las negociaciones cuidadosamente orquestadas antes de una reunión de emergencia el lunes.

En una carta para los 19 ministros que obtuvo Financial Times, Christine Lagarde, directora del FMI, dijo que las negociaciones, que ya llevan un mes estancadas, con Atenas para encontrar 3 mil millones de euros en recortes presupuestarios de contingencia se volvieron estériles y al final la ayuda de deuda se debe poner inmediatamente en la mesa, o se corre el riesgo de que el FMI no participe en el programa.

“Creemos que esas medidas específicas de reforma, la reestructuración de la deuda y el financiamiento se deben discutir simultáneamente”, escribió Lagarde. “Para que apoyemos a Grecia con un nuevo acuerdo con el FMI, es esencial que el financiamiento y la ayuda de la deuda de los socios europeos de Grecia se basen en objetivos fiscales que sean realistas y que cuenten con el respaldo de medidas creíbles para alcanzarlos”.

El FMI es objeto de fuertes e intensas críticas de Grecia, pues los altos funcionarios del gobierno de Alexis Tsipras culpan a Poul Tomsen, director europeo del fondo, de hacer demandas excesivas de austeridad y mantener en espera un acuerdo sobre la primera revisión del rescate financiero de 86 mil millones de euros.

Pero la carta de Lagarde deja en claro que el FMI quiere menos austeridad. Dijo que el objetivo de superávit presupuestario que se acordó el año pasado entre la Unión Europea y Atenas —un superávit primario de 3. 5 por ciento del objetivo interno bruto para 2018— se debe reducir drásticamente. Un superávit primario es un excedente presupuestario del país cuando no se incluyen los pagos de deuda.

“Se necesita una aclaración para despejar las acusaciones infundadas de que el FMI es inflexible, pide nuevas medidas fiscales innecesarias y —como resultado— provoca el retraso de las negociaciones y el desembolso de los fondos que necesita urgentemente”, escribió Lagarde.

En la reunión del lunes del eurogrupo, que se retrasó una semana después de que se estancaron las negociaciones, que originalmente se consideró como una sesión decisiva, ya que ambas partes necesitan llegar a un acuerdo antes de que se intensifique en los próximos meses el tema del referendo de Gran Bretaña en la Unión Europea, cuya votación será el 23 de junio.

Atenas necesita la ayuda del rescate financiero para pagar deudas por 3 mil 500 millones de euros en julio. Los funcionarios de la Unión Europea dijeron que no quieren que se den negociaciones desordenadas durante la campaña del Brexit y si no se llega a un acuerdo este mes, los líderes no empezarán de nuevo las negociaciones hasta pocas semanas antes de un posible incumplimiento de pagos.