El FMI urge a Grecia a realizar reformas

Christine Lagarde exige a Syriza dejar la política y cumplir con las medidas acordadas.
La directora del Fondo Monetario Internacional.
La directora del Fondo Monetario Internacional. (Steve Jaffe/EFE)

Washington

El gobierno populista de Grecia debe dejar de lado la política y lograr que se cumplan las reformas para salvar su economía y evitar el default, advirtió la directora del Fondo Monetario Internacional antes de las cruciales semanas de negociaciones.

En una entrevista con Financial Times, Christine Lagarde comentó que le dijo a Yanis Varoufakis, el ministro de Finanzas griego, durante una reunión de las juntas de primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington, la semana pasada, que necesitan acelerar las reformas. Advirtió que se termina la paciencia con el nuevo gobierno de Syriza en Atenas y que cualquier luna de miel que pudo tener con sus acreedores está a punto de terminar.

“Hubo un enorme compromiso por parte de la comunidad internacional, los socios europeos y también del FMI y el Banco Central Europeo (BCE) para realmente apoyar la economía griega”, dijo.

“Lo que necesitamos que pase ahora es que las opiniones políticas cumplan realmente con las medidas, las herramientas, las reformas que en realidad pueden lograr los objetivos que se establecieron entre la comunidad internacional y Grecia: restaurar la estabilidad, mejorar la economía (y) asegurar que uno de estos días Grecia vuelva a tener acceso a los mercados financieros por sí misma y sin ayuda”.

Las negociaciones técnicas en Atenas entre el gobierno griego y el personal del FMI y las instituciones europeas “aumentaron gradualmente”, dijo. “Esperamos que esto continúe hasta que se cumplan con ellas para que podamos seguir adelante”.

La intervención de la directora del FMI llegó cuando Mario Draghi, presidente del BCE, dijo que la eurozona está mejor preparada que en el pasado para lidiar con una nueva crisis griega, pero advirtió que pueden entrar en “aguas desconocidas” si se deteriora la situación.

Durante una conferencia de prensa el sábado en Washington, cuando se le preguntó sobre los riesgos de contagio de que se agudice la situación en Grecia, dijo: “Tenemos suficientes instrumentos en este momento... que aunque se diseñaron para otros fines en realidad pueden utilizarse en un momento de crisis, si es necesario”.

Las dos herramientas a las que se refirió son las llamadas transacciones monetarias directas del BCE, que nunca se han utilizado, y la expansión cuantitativa, que el Banco Central Europeo puso en marcha en enero.

Sin embargo, Draghi añadió: “Ciertamente entraremos en aguas desconocidas si la crisis se precipita, y es muy prematuro hacer cualquier especulación al respecto”.

Nuevos temores sobre el riesgo de un incumplimiento del pago de la deuda de Grecia y la posible salida del euro eclipsaron las reuniones del FMI de la semana pasada en Washington.

Jack Lew, secretario del Tesoro de EU, advirtió que una verdadera crisis en Grecia puede ensombrecer con la incertidumbre sobre las economías europeas y mundiales, y presionó a Atenas para que urgentemente avance en las reformas detalladas para su economía”.

Hay una creciente frustración entre los socios de Grecia sobre sus vacilantes intentos de superar sus problemas económicos. Pierre Moscovici, comisionado europeo para asuntos económicos y financieros, señaló que la reunión fijada para mediados de mayo de los ministros de finanzas de la zona euro es el momento decisivo para que Grecia llegue a un acuerdo sobre una nueva serie de reformas económicas o enfrente un posible incumplimiento de pagos.

Se instó a Grecia a acelerar las discusiones técnicas sobre una lista de reformas que presentó y que si llegan a un acuerdo desbloqueará 7 mil 200 millones de euros de préstamos de sus socios de la eurozona. Sin este financiamiento, probablemente Grecia se quede sin dinero y no cumpla con los pagos de deuda que tiene con el FMI en mayo o junio, y con el BCE en verano, cuando un gran número de bonos llegue a su vencimiento.