FMI pide más prudencia fiscal a América Latina

El Fondo Monetario Internacional indicó que las perspectivas de crecimiento económico para la región permanecen ensombrecidas por riesgos a la baja.
FMI
El organismo recomendó a México una posición fiscal neutral.

Ciudad de México

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recetó el jueves a América Latina una mayor prudencia fiscal, con ajustes profundos en Venezuela y Argentina, para sortear las turbulencias que desate el recorte del estímulo monetario de Estados Unidos y la menor demanda china por las exportaciones regionales.

En su reporte Perspectivas Económicas para las Américas, presentado en Perú, el FMI analizó las amenazas que enfrenta la región, encabezadas por la volatilidad en los mercados financieros y una caída mayor de lo previsto en los precios de las materias primas que exporta.

"Para la región en su conjunto, las perspectivas (de crecimiento económico) permanecen ensombrecidas por riesgos a la baja", reportó el organismo con sede en Washington, que reiteró las proyecciones económicas que había dado a conocer a principios de mes en sus perspectivas globales.

El punto vulnerable para los países latinoamericanos está en las cuentas fiscales, sobre todo para América Central y el Caribe, según el FMI.

"Las débiles posiciones fiscales representan una importante vulnerabilidad interna en muchas economías", se lee en el informe.

A las economías integradas financieramente (Brasil, México, Colombia, Chile, Perú y Uruguay) que tienen finanzas públicas sólidas y bajos déficit de cuenta corriente externa, el fondo les recomendó una posición fiscal neutral. A las que no, reducir gradualmente sus niveles de deuda.

Aunque no aclaró a cuáles de estas naciones recomendaba el ajuste para ir disminuyendo pasivos, en países como Brasil muchos economistas están preocupados por las finanzas públicas en un año electoral marcado por una desaceleración en la recaudación y un aumento en los subsidios.

El gobierno brasileño prometió este mes aumentar el ahorro fiscal durante el próximo año y una mayor austeridad.

Para Argentina y Venezuela, el FMI dijo que las perspectivas de expansión son difíciles ante los "importantes desequilibrios macroeconómicos y a políticas distorsivas" que llevaron a estos países a aplicar controles comerciales, de precios y cambiarios.

"En Argentina y Venezuela se necesitan ajustes de política profundos para restablecer la estabilidad macroeconómica y evitar dinámicas desordenadas", dijo el fondo.