FCC negocia la entrada de Carlos Slim

Esther Koplowitz, accionista de la constructora española FCC,  negocia la entrada en su capital del empresario mexicano.

Madrid

La máxima accionista de la constructora española FCC, Esther Koplowitz, negocia la entrada en su capital del mexicano Carlos Slim, después de que no haya podido cerrar un acuerdo con el multimillonario estadounidense George Soros.

El 14 de noviembre, el consejero delegado de FCC, Juan Béjar, anunció que Koplowitz, que controla el 50,15 % de FCC, había llegado a un acuerdo de exclusividad con un fondo de Soros para que acudiera a la ampliación de capital de 1.000 millones de euros (unos 1.240 millones de dólares al cambio actual) que fue aprobada por la junta de accionistas seis días después.

Con esa operación, Soros, que posee el 3,8 % de FCC, podría haber alcanzado una participación cercana al 25 %.

"El accionista de control de FCC nos ha informado de que ha finalizado la exclusiva concedida a Soros Fund sin que se haya cerrado acuerdo para su inversión", ha informado hoy el grupo español en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La eventual adquisición de derechos de suscripción de FCC correspondientes a la sociedad de Koplowitz "se negocia ahora en exclusividad" con Control Empresarial de Capitales SA de CV, añade el comunicado.

Esta sociedad pertenece en su integridad a Inmobiliaria Carso SA de CV, controlada por la familia Slim.

Según la revista Forbes, Carlos Slim es el segundo hombre más rico del mundo.

Estaba previsto que Soros se hiciera con los derechos de suscripción correspondientes a Koplowitz por cerca de 150 millones de euros y que, además, inyectara 500 millones en la ampliación de capital de 1.000 millones que el grupo de construcción y de servicios tiene previsto ejecutar antes de fin de año.

Tras la ampliación de capital, la sociedad a través de la que Koplowitz tiene el control de FCC reducirá su peso en el grupo constructor y de servicios al 25 por ciento.