Expuestos a fraudes, casi 1.5 millones de usuarios de la banca

A julio sumaron 2 millones 200 mil las reclamaciones por operaciones no reconocidas.
Las tarjetas de nómina es uno de los productos de la banca.
Archivo (Especial)

México

Solo en el primer semestre de 2013 un millón 490 mil 992 de los clientes de la banca estuvieron expuestos a algún tipo de fraude, informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

A julio pasado la banca registró 2 millones 200 mil reclamaciones operativas, de las cuales se estima que cerca de millón y medio estuvieron relacionadas con alguna actividad fraudulenta; es decir, 67 por ciento.

En conferencia de prensa, Mario di Costanzo, presidente de la Condusef, destacó que se trata de un tema importante y lo calificó de foco amarillo, en el cual hay que seguir trabajando, dado que en los últimos años esta cifra ha ido mostrando un crecimiento sostenido.

Reveló que con respecto al mismo periodo de 2012, el número de operaciones fraudulentas contra los clientes bancarios se ha incrementado 10 por ciento, luego de avanzar de un millón 353 mil 264 casos a un millón 490 mil 992.

De acuerdo con la dependencia, BBVA Bancomer es el banco con el mayor número de reclamaciones con carácter fraudulento, al alcanzar la cifra de 461 mil 535 casos; le siguen Banamex, con 449 mil 476; Santander, 229 mil 962, y Banorte-Ixe, con 104 mil 592.

Sin embargo, Di Costanzo aclaró que esto se justifica en cierto sentido porque se trata de las instituciones más grandes del mercado, cuyo número de transacciones es muy superior al de otras entidades de menor tamaño.

No obstante, continuó, otra forma de verlo es por el crecimiento que ha tenido este indicador en cada banco; de esta manera, se obtiene que en tan solo un año Banco Azteca ha presentado un incremento de 196 por ciento en la cantidad de reclamos que recibe, relacionados con algún fraude, esto al pasar de 13 mil 220 a 39 mil 131 casos.

Detrás se encuentra Afirme, que en el primer semestre de 2012 registró 2 mil 690, pues en el mismo lapso de 2013 fueron 7 mil 220; es decir, un aumento de 168 por ciento; también destaca el caso de Ahorro Famsa, dado que presentó un alza de 125 por ciento, luego de haber pasado de 941 a 2 mil 119 quejas.

El millón 490 mil 992 de posibles fraudes bancarios están relacionados principalmente con transacciones en las que se involucra el uso de tarjetas de crédito o débito, o bien cuentas relacionadas con depósitos a la vista, y el saldo aproximado asciende a 3 mil 500 millones de pesos.

Las tarjetas de crédito tienen el mayor número de reclamaciones relacionadas con un posible fraude, esto al concentrar 70 por ciento del total, con un millón 49 mil casos, que equivalen a mil 729 millones de pesos.

En este sentido, Mario di Costanzo indicó que el principal canal donde se producen estas operaciones son las terminales punto de venta, por lo cual aclaró que no toda la responsabilidad recae en la bancos, por lo que es preciso trabajar en conjunto con los comercios, de tal manera que cada vez que realicen una operación se percaten de que el consumidor en realidad sea el titular de la tarjeta antes de concretarla.

Respecto a las tarjetas de débito, se reportaron 397 mil 296 caso de fraude, con un monto de 670 millones de pesos; en tanto, los depósitos a la vista se involucraron en solo 41 mil 210 casos, pero su saldo equivale a mil 172 millones de pesos.

En cuanto a las resoluciones, Di Costanzo resaltó que en tarjetas de crédito 84 por ciento de los usuarios que presentaron sus quejas ganaron el caso, con lo que los bancos tuvieron que desembolsar 52 por ciento del monto total reclamado, lo cual equivale a 899 millones de pesos en este rubro.

En el segmento de tarjetas de débito, 65 por ciento de los clientes se impuso ante las instituciones financieras, por lo que les reembolsaron 49 por ciento, que significa un saldo de 328 millones de pesos.

:CLAVES

SUGERENCIAS

El fraude sin presencia física de la tarjeta va en aumento, por lo que la Condusef recomienda a las instituciones limitar el número de intentos a la sección de transacciones de sus páginas de internet, extender el uso del chip en los plásticos.

Para evitar anomalías considera que es indispensable modernizar tanto los cajeros automáticos como las terminales punto de venta, al ser dos de los canales preferidos de los estafadores.

Al usuario la sugerencia es resguardar sus datos personales y los de sus tarjeta de crédito; en cuanto a los negocios, indicó que deben asegurarse de la identidad de la persona antes de cerrar una venta.