Exhortan a administrar de manera correcta el aguinaldo

Las aplicaciones tecnológicas ayudan a controlar gastos, señala académico de la UAP
El aguinaldo es resultado del esfuerzo de todo un año de trabajo.
El aguinaldo es resultado del esfuerzo de todo un año de trabajo. (Foto: Especial)

Puebla

El aguinaldo no es un premio, sino un derecho laboral porque representa una parte del salario que se recibe al final del año antes del 20 de diciembre, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, afirmó Carlos de Castilla Jiménez, Docente de la Facultad de Economía de la BUAP.

"No debemos considerarlo como un premio, bono extra, ni como algo que podemos disponer de él tan libremente, por supuesto es nuestro, pero es un derecho ganado con el esfuerzo de todo un año de trabajo, siendo así un complemento al ingreso para cubrir aquellos gastos necesarios a lo largo del año", explicó.

El aguinaldo no debe gastarse inútilmente, sino reflexionar su consumo y tener en cuenta que los gastos de éste se enfoquen primero a asuntos familiares y después a cuestiones de distracción.

El Docente recomendó destinar un 30 por ciento al pago de deudas, otro porcentaje igual a cuestiones familiares como reparaciones del hogar y compra de electrodomésticos necesarios para actividades cotidianas.

La misma proporción para el ahorro y una pequeña parte, un 10 por ciento, a la compra de regalos o realización de viajes. Estas consideraciones permitirán un correcto aprovechamiento del aguinaldo y evitaran deudas a futuro, recalcó.

En cuanto al porcentaje destinado al ahorro, De Castilla Jiménez aconsejó que la mejor opción sea el banco. Una idea sencilla sería tener una cuenta de ahorro, a través de una tarjeta de débito con la facilidad de disponer del dinero en cualquier momento.

El docente indicó que lo más recomendable sería reservar parte del aguinaldo para gastarlo a partir del 7 de enero, ya desde esta fecha y durante las siguientes dos semanas los productos se adquieren a precios accesibles, debido a su baja demanda.

Advirtió que a partir del 6 de enero no podrá encontrarse el mismo producto, porque mucha mercancía al estar de moda se agota, pero los artículos que se necesitan seguro estarán disponibles.

En esta época no se trata de dar cosas materiales, sino ofrecer cuestiones afectivas, "diciembre no es una competencia de ver quién gasta más en la familia, es una cuestión de afecto", expresó.

La tecnología a favor de la economía

Para unas finanzas sanas, De Castilla Jiménez recomendó anotar todos los gastos para tener un control de los mismos, porque la mayoría de las personas derrocha de manera descontrolada en la época decembrina y al final surge la famosa frase "no hay dinero".

De esta manera, se darán cuenta de cuánto gastan, por ejemplo dar 10 pesos de propina es un pequeño detalle que no se toma en cuenta y es en lo que se va el recurso.

Las aplicaciones tecnológicas también pueden contribuir a este fin, entre ellas están "Control de gastos" o, la recientemente lanzada, "Presupuesto familiar" de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). La primera ayuda a gestionar gastos e ingresos a partir de una determinada nómina; mientras en la segunda aplicación gratuita para dispositivos móviles, las personas podrán llevar un control de sus ingresos y gastos mensuales, al mismo tiempo de calcular su capacidad de ahorro.

El docente de la Facultad de Economía dijo que esta práctica igualmente puede realizarse en una hoja de Excel con apartados de fecha, tipo de gasto, concepto, categoría (préstamo, propina, tanda, alimentos, estacionamiento, entre otros), ingresos, gasto, saldo y observaciones. Este ejercicio ayudará a saber cuánto se tiene disponible y cuánto se gasta, lo que garantizará tener una buena administración y evitar compras innecesarias.

El control de gastos será de mucha utilidad durante todo el año, sobre todo al 60 por ciento de la población económicamente activa del país que no recibe aguinaldo por no tener un empleo formal como amas de casa, mecánicos o panaderos, por lo que es indispensable administrar correctamente los ingresos, señaló.

De Castilla Jiménez expuso que otra acción a tomar en cuenta es destinar una parte del presupuesto familiar a reparaciones programadas a lo largo del año, tal es el caso de instalaciones de gas y tubería, mantenimiento de la computadora, impermeabilizantes, gastos médicos, reparaciones del automóvil, pago de hipotecas, colegiaturas, pasajes, entre otros aspectos.

Asimismo, es importante recordar que las tarjetas de crédito son únicamente para emergencias, por lo que deben planificarse. Otro consejo sería armar un portafolio de ahorro, en este ejercicio una parte se destina al banco y a la compra de bienes duraderos.

Todas estas consideraciones sobre la planificación del aguinaldo permitirán a las personas disponer de él correctamente, a la par de generar una cultura de ahorro y finanzas sanas el resto del año, puntualizó.