Exageran con el pesimismo sobre China, señala el director de HSBC

Subestiman su capacidad para continuar con las reformas económicas.
La sede del banco en Londres.
(Peter Nicholls/Reuters)

Hong Kong

Los mercados globales exageran los riesgos que plantea China y subestiman la capacidad del país para continuar con las reformas a su economía, dice Stuart Gulliver, director ejecutivo de HSBC.

Los comentarios fueron los más recientes que destacan las enormes diferencias que hay entre los directivos de los bancos y los temores de los inversionistas que hicieron que los mercados mundiales tuvieran su peor inicio de año.

A principios de esta semana, Tidjane Thiam, director ejecutivo de Credit Suisse, dijo que no entendía la “obsesión” con la desaceleración del crecimiento de China.

Ayer, Gulliver afirmó que por su tamaño, el progreso de China no puede seguir el mismo patrón que otros mercados emergentes, y que sobre todo, no necesariamente enfrenta las mismas limitaciones.

“Si bien comprendo el pesimismo de algunos analistas en relación con China, fundamentalmente no estoy de acuerdo con él”, dijo Gulliver en el discurso inaugural de la conferencia anual del banco en Hong Kong.

“La turbulencia de los últimos meses demuestra la necesidad de romper el ciclo de sospecha en torno a los motivos de China y su compromiso con las reformas”.

Las bolsas de todo el mundo se desplomaron en enero debido a la preocupación de los inversores de que el debilitamiento de su economía obligaría a China a permitir una fuerte devaluación desestabilizadora de su moneda, el yuan.

Gulliver dijo que el lento progreso de china en las reformas del mercado y el endurecimiento en el control de los mercados financieros no
necesariamente son señales de dificultades en el futuro.

El jefe de HSBC también argumentó que China no sufre de los límites comunes que enfrentan otros mercados emergentes, concretamente, la dependencia al financiamiento de extranjero, la baja credibilidad que resulta por los fuertes cambios inflacionarios y la incapacidad para solicitar préstamos de fondos en sus propios países.

Hasta el momento, China todavía no demuestra ser una fuente de grandes ganancias para los bancos extranjeros, pero HSBC tiene más razones que la mayoría para esperar que continúe su crecimiento dada la dependencia que tiene el banco en Asia y Hong Kong, en particular. Es propietario de 19 por ciento del quinto banco más grande del país, el Banco de Comunicaciones de China, y el año pasado, Asia representó más de 80 por ciento de las utilidades antes de impuestos de HSBC.

19%

del quinto banco más grande del país asiático, el Banco de Comunicaciones de China, es propiedad de HSBC, y el año pasado Asia representó más de 80% de las utilidades antes de impuestos de la institución financiera británica.