Ex esposa de jeque se apunta una victoria

El multimillonario saudita Walid Juffali alegó inmunidad diplomática en GB.
Estrada reclama una compensación tras 13 años de matrimonio.
Estrada reclama una compensación tras 13 años de matrimonio. (AFP)

La esposa separada de un multimillonario saudita ganó el derecho de reclamar parte de la fortuna del jeque ante la justicia inglesa, después de que el Tribunal Supremo dictaminó que su ex esposo no cuenta con la inmunidad diplomática.

Cristina Estrada, ex chica del calendario Pirelli, demandó al jeque Walid Juffali por una parte de su fortuna de 4 mil millones de libras después de que la pareja se separó tras 13 años de matrimonio.

Juffali alegó que ella no podía realizar audiencias en Londres porque tiene inmunidad diplomática y sugirió que se debe revocar el caso.

Argumentó que, a partir de 2014, es representante permanente ante la Organización Marítima Internacional (OMI) de la isla caribeña de Santa Lucía.

Sin embargo, el juez Justice Hayden consideró “espurio” el intento de invocar la inmunidad diplomática y se negó a revocar la demanda.

Dijo que está convencido de que Juffali “buscó y obtuvo un cargo diplomático con la única intención de impedir la demanda que entabló su esposa como consecuencia de la ruptura de su matrimonio”.

Juffali, “de ninguna manera real tomó posesión de su cargo, tampoco desempeñó ninguna responsabilidad con relación al mismo”, dijo. y agregó que es una “fabricación totalmente artificial”.

El juez señaló que el jeque es “al parecer un ciudadano saudita extremadamente rico sin una conexión previa con Santa Lucía”, y dijo que no hay evidencia de que “tenga algún conocimiento o experiencia en los asuntos marítimos”.

La decisión es importante porque un número cada vez mayor de litigantes reclaman la inmunidad diplomática y de los Estados en los tribunales ingleses.

Esto tal vez se debe a la popularidad que tiene Londres entre los superricos trotamundos. Los abogados de Estrada afirmaron en la audiencia que la inmunidad diplomática de Juffali era “una bandera de conveniencia” y afirmaron que el magnate nunca asistió a una reunión de la OMI desde su nombramiento.

El juez señaló que la OMI es una autoridad mundial para establecer las normas para la seguridad marítima internacional y que, desde su nombramiento, Juffali “no realizó actividad alguna para ejercer las funciones de su cargo”.

En un comunicado posterior al dictamen, Frances Hughes, socio senior de la firma de abogados Hughes Fowler Carruthers y quien actúa a nombre de Estrada, dijo: “Justice Hayden encontró que Juffali buscó la inmunidad diplomática con el único propósito de impedir la demanda de mi cliente. El problema del abuso de la inmunidad diplomática es de gran importancia internacional, y mi cliente está agradecida con el juez por sus conclusiones claras”.

En un comunicado, los representantes de Juffali dijeron que apelarán contra la decisión que “creen es profundamente ofensiva, sobre todo en la conclusión de que su nombramiento en la Organización Marítima Internacional es un artificio”.

El comunicado dijo: “Si se sostiene la decisión, sentará un peligroso precedente para los diplomáticos de todo el mundo”.
 “Juffali estaba, y todavía está, orgulloso de servir como representante permanente de Santa Lucía ante la Organización Marítima Internacional”.