Estimular inversión y empleo, los pendientes: Concamin

En julio el sector industrial avanzó a la mitad del ritmo logrado en junio; la Confederación de Cámaras de Industriales asegura que la desaceleración marca la pauta.
Acereras esperan revertir daños de la industria con las nuevas medidas de protección
En julio el sector industrial avanzó a la mitad del ritmo logrado en junio. (Especial )

Ciudad de México

La autonomía del Banco de México y el manejo responsable de las tasas de interés fortalecen la estabilidad macroeconómica lograda en el país, aunque el crecimiento dinámico de la inversión, el empleo y la riqueza siguen siendo los pendientes, afirma la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

En su reporte denominado “Radiografía de la economía y la industria mexicana”, señala que el paquete económico 2016 puede convertirse en impulsor de la reactivación si facilita a todas las pequeñas y mediananas empresas su aprovechamiento, en reconocimiento a que ellas representan la mayor fuente de progreso y creación de empleos.

La Concamin detalla que en julio, y con base en cifras originales, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) creció 2 por ciento anual, lo cual es una cifra menor a la reportada en junio, cuando fue de 3.2 por ciento.

Agrega que el sector industrial avanzó a un ritmo de 0.7 por ciento, equivalente a la mitad del reportado en el mes previo, de 1.3 por ciento; mientras que el sector agropecuario cerró julio con nulo avance en su actividad y los servicios reportaron un crecimiento de 2.1 por ciento, que resultó menor al 2.7 por ciento de incremento de junio.

El organismo de representación industrial señala que los ajustes estructurales realizados en los sectores telecomunicaciones, energético, financiero, laboral y educativo, entre otros, mejorarán la oferta de bienes y servicios a favor de las familias, los consumidores y las empresas y ampliarán las oportunidades para el desarrollo de regiones, sectores y empresas.

No obstante, no son ni serán suficientes si el esfuerzo se ocupa únicamente de velar por la estabilidad macroeconómica y la eficaz instrumentación de las reformas económicas.

La Concamin indica que la desaceleración marca la pauta de la actividad económica en la segunda mitad del año, pese al crecimiento de las ventas del sector comercio.

Agrega que existe un país de contrastes que avanza a velocidades distintas a escala regional y sectorial, así como una planta productiva diversificada y con capacidad para impulsar un crecimiento económico dinámico, duradero e incluyente.

“Por ello, no podemos ni debemos conformarnos con una economía estable pero de avance lento en la generación de riqueza”, subraya.

El organismo industrial afirma que es preciso renovar las bases de nuestro desarrollo al reducir las brechas regionales, crear un piso parejo para la competitividad, aprovechar la capacidad de crecimiento, reducir la pobreza e impulsar la modernización integral de la planta productiva.