Tonatiuh Salinas: “Pensemos en el crédito como instrumento de desarrollo”

Para el director general adjunto de Nafin se sorprendió al saber que los jóvenes y las mujeres se convirtieron en los más interesados en adquirir créditos para hacer crecer sus negocios.
Tonatiuh Salinas, Director General Adjunto de Nacional Financiera (NAFIN)
Tonatiuh Salinas, Director General Adjunto de Nacional Financiera (NAFIN) (Foto: Cortesía)

¿Por qué, aunque se piensa que solo ayudan al endeudamiento, los créditos son una buena herramienta para los mexicanos?

Porque es un instrumento de crecimiento económico, es un instrumento para cristalizar tus ideas y proyectos. Se ha tenido ese escepticismo en torno al crédito porque hubo un distanciamiento histórico en nuestro país del sistema financiero, sobre todo, para los sectores que generalmente no son apoyados dentro del sistema financiero mexicano, entonces con tasas de interés y con comisiones como las que teníamos hace algunos años, era lógico que se viera como una solución onerosa y compleja.

Hoy en día, con la Reforma Financiera, tenemos la posibilidad de acceder a créditos con tasas de interés más competitivas, procedimientos más sencillos y rápidos, por eso estamos convencidos que el crédito, sobre todo el empresarial, es un instrumento de crecimiento en la economía familiar, pero que tiene incidencia en la economía nacional.

¿Cuál es el tipo de crédito que más se solicita actualmente?

Tradicionalmente los créditos que mayor crecimiento habían presentado en el pasado son los créditos al consumo, es decir, tarjetas de crédito, pero afortunadamente 2015 fue un año en que, por fin, tras la crisis de 2009, tiene un crecimiento significativo el crédito productivo llegando a un crecimiento de 10.5%.

¿Existe un crédito dependiendo del perfil de cada persona?

Nosotros en la banca de Desarrollo estamos concentrados en atender a todos los sectores que tradicionalmente no tenían acceso al crédito, es decir, los jóvenes, mujeres, personas que no viven en un centro urbano, es donde vemos grandes oportunidades. Hoy, tenemos el programa de Crédito Joven con el que a un joven de entre 18 y 31 años que tradicionalmente no se le prestaba, si tiene una idea de negocio, puede acceder a un crédito con comisiones preferenciales, por debajo de los 10 puntos porcentuales sin garantía y con procedimientos relativamente sencillos. Se está trabajando en diferentes gamas de crédito para resolver las necesidades de los mexicanos.

Antes de solicitar, ¿qué deben conocerlos posibles contratantes?

Lo primero es el destino y el monto. Debo saber cuánto necesito y en qué lo voy a aplicar para hacer una planeación y ver que efectivamente vamos a poder cumplir con un compromiso. El crédito es una responsabilidad, pero hemos observado que los jóvenes y las mujeres lo asumen como tal.

¿Es importante conocer el historial crediticio?

Es importante para saber qué respuesta vamos a tener de las entidades financieras, todas las entidades a las que el público se acerca hacen una revisión de cuál ha sido tu comportamiento en el pasado. Más importante que saber cuál es nuestro comportamiento, es ir construyendo un historial de crédito adecuado.

¿Por qué es importante que haya crédito sano?

Se empata con la realidad del país. Nosotros hemos tenido la oportunidad de recorrer el país y encontramos que hay un gran ímpetu para detonar la economía de cada una de las regiones y para esto se necesita vinculación, cadenas productivas, muchas cosas, y hoy existe la opción de financiamiento. Tenemos en el país estados como los del Bajío que están creciendo tanto como los países asiáticos, entre 7 y 11%, y parece que un crédito productivo bien aplicado -apoya las vocaciones de cada una de las regiones- puede llevar a un propósito mayor. Hoy vivimos una economía con un entorno que se antoja complejo, pero tenemos ante nosotros la oportunidad de abonar a la economía mexicana.