Las primeras en la fila energética

Con la Reforma Energética las multinacionales francesas fueron de las primeras en voltear a esta nueva oportunidad de negocios
Alstom e Isolux han firmado un contrato con la Comisión Federal de Electricidad de México (CFE ) para convertir dos unidades de 158 MW en la central termoeléctrica de Altamira en México.
Alstom e Isolux han firmado un contrato con la Comisión Federal de Electricidad de México (CFE ) para convertir dos unidades de 158 MW en la central termoeléctrica de Altamira en México. (Foto: Cortesía Alstom)

La empresa química mexicana Cydsa firmó en diciembre de 2014 un contrato con Pemex gas y petroquímica básica para el almacenamiento subterráneo de gas LP. La empresa no estaba sola para obtener un proyecto que implica una inversión de entre 120 y 140 millones de dólares.Para éste primer proyecto en México y América Latina de almacenamiento, Cydsa se hizo de dos socios y uno de ellos es Geostock, una empresa francesa líder en el mundo que ha diseñado y operado más de 800 proyectos.

La presencia de empresas francesas en el sector energético, en cualquiera de sus negocios aún es pequeña, sin embargo, con la reforma energética se avecinan enormes inversiones y la llegada de grandes, medianas y pequeñas compañías al sector.

Actualmente, en México operan grandes empresas generadoras de energía eléctrica, entre las que se cuenta a EDF, Engie, Alstom y Areva, entre otras que ya preparan el terreno para incrementar su presencia en el sector en los próximos años.

Según información del Senado de la República, a principios del año pasado el Embajador Philippe Faure acompañó a una delegación compuesta por los responsables de grandes grupos franceses, líderes en el ámbito de la energía. En este colectivo destacan multinacionales galas de gran peso específico: EDF, GDF /Suez, Alstom y Areva. Todas manifestaron un gran interés para sumarse y hacer negocio con esta apertura histórica del mercado energético local.

“Seguimos con profunda atención la reforma constitucional, debemos reconocer que estamos francamente impresionados por la amplitud y ambición de esta reforma y con esto basta para calificarla de histórica”, dijo entonces el funcionario francés.

Desde entonces, las empresas galas que han mostrado interés en participar en el sector en México son varias.

Recientemente el director general de Engie de México afirmó que la empresa prepara inversiones por 3 mil millones de dólares para tres proyectos para participar en las licitaciones que realizará la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Nos estamos preparando para un proceso que se ve muy competitivo. Eso significa que debemos presentar una oferta muy competitiva para poder ganar. Para eso tenemos un equipo que prepara las ofertas”, comentó.

Asimismo, Schneideer Electric, enfocada en los servicios del fluido eléctrico que ya tiene proyectos en México, buscará sacar provecho a la reforma energética produciendo y vendiendo energía eléctrica, informó Felipe Castro, manager de la empresa

“Hay que tener en cuenta que la reforma energética para nosotros es muy importante porque estamos en el negocio”, señaló.

Alstom, la empresa francesa con una larga trayectoria en proyectos de transporte en México, también está lista para incursionar en la generación de electricidad.

De acuerdo con su directora general en México, Cintia Angulo, el mercado eléctrico mexicano ofrece grandes oportunidades de negocio por el incremento en la capacidad que habrá los próximos años.

"Oportunidades yo creo que habrá para todos, estamos hablando de que en los próximos 15 a 20 años se va a doblar la capacidad instalada de este país, la solicitud de tanto recursos financieros, producción, distribución, generación, transmisión, son considerables", afirmó.

Pero no sólo en electricidad hay expectativas.

También en hidrocarburos: Pemex firmó un memorando con la petrolera francesa Total que les permitirá permitirá intercambiar tecnologías en actividades relacionadas con exploración y producción, en especial en aguas profundas, así como en seguridad industrial y salud en el trabajo.

En un acuerdo Pemex y Total se comprometieron a evaluar futuras opciones de negocios en campos no convencionales como shale gas y compartir las mejores prácticas en procesos de refinación,recuperación de azufre, combustibles limpios y reconfiguración de procesos industriales.

En la Ronda Uno ya fue precalificada precisamente Total para participar por las licitaciones de 14 bloques exploratorios de petróleo en México que se abren precisamente este 15 de julio.

Alstom, la CFE y las 24 licitaciones

Cerca de  20 % del parque eléctrico en México cuenta con tecnología de Alstom. esta empresa francesa ha participado en la reconversión de las plantas de Altamira y Manzanillo. Junto con Iberdrola se encargó de la modernización de la planta nuclear de Laguna Verde y   ahora trabaja en el proyecto hidroeléctrico Chicoasén.

La ceo de la empresa, Cintia Angulo Leseigneur , afirmó hace algunas semanas que su firma tenía la capacidad y la experiencia para participar en las 24 licitaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que suman 150 mil millones de pesos.

Con Iberdrola, Alstom lleva adelante un proyecto de autoabastecimiento eléctrico en Monterrey para privados.