Con todo al aire

La industria aeroespacial mexicana busca alcanzar las nubes con tasas de crecimiento anuales de 20% y Francia es uno de los socios comerciales más poderosos de este despegue

VincentMascre, CEO de Messier Bugatti Dowty (empresa que forma parte del grupo francés Safrán), celebraba en marzo de este año el quinto aniversario de la firma en México. En sus instalaciones de Querétaro, ante autoridades y ejecutivos de la empresa anunció la consolidación de su presencia en la entidad con una nueva inversión.

“Tenemos previsto invertir al menos 14 millones de euros para el trienio 2015-2018, continuaremos creciendo en volumen de piezas producidas gracias al aumento en la demanda de nuestros clientes Airbus y Boeing”, dijo a finales de marzo de 2015.

Datos del gobierno del estado revelan que en los últimos cinco años el número de empresas francesas instaladas en Querétaro creció 150% para ubicarse en 55. Actualmente Francia en el cuarto socio comercial del estado.

Francia es el tercer país más importante en materia de inversiones y destino de las exportaciones del sector aeroespacial en México.

Por ello, la instalación de fabricantes de bienes intermedios para la industria aeroespacial de origen galo en México está en aumento desde hace varios años. Además de que buscan aprovechar al potencial exportador que la industria representa.

Según datos de la Secretaría de Economía, el sector crece a tasas anuales de 20% desde hace una década. Hay más de 270 empresas de la industria en 18 estados, de los cuales Baja California, Sonora y Querétaro son los más dinámicos en cuanto a recepción de inversión extranjera en el sector.

Asimismo, según datos de Proméxico, en conjunto esas empresas generan más de 3 mil 200 millones de dólares en exportaciones.

Uno de los estados que mayor aprovechamiento ha dado a su potencial de crecimiento, ubicación y relación con empresas francesas es Baja California quien ya cuenta con 70 empresas del sector aeroespacial que generan más de 11 mil empleos.

Recientemente la entidad se convirtió en la sede para firmar un convenio que involucra a los gobiernos de México y Francia, mismo que implica la creación de un fondo de 500 millones de dólares que están enfocados a la atención de empresas francesas que deseen invertir en el país, con una serie de incentivos acorde a sus necesidades de producción y de intercambio comercial.

El objetivo es estimular la inversión en México por parte de pequeñas y medianas empresas especializadas en el sector aeroespacial, que se integrarán a las cadenas de producción para permitir la generación de un tejido industrial aeronáutico local.

Con el convenio algunas pymes francesas que servirán de lanza para iniciar la operación del fondo de inversión.

Asimismo, en mayo de 2015 en su visita a México, Muriel Pénicaud, directora general de Business France, afirmó que la inversión para el futuro próximo de empresas francesas en México estará concentrada en sectores como el automotriz, espacial y energético.

"Estamos interesados en invertir en México por el crecimiento regular, sostenido que ha registrado el país y porque es una puerta para América Latina, en particular para la Alianza del Pacífico, de la misma manera que Francia es la puerta para acceder a África, a otros continentes", declaró.

De acuerdo con un estudio de BBVA Research, el potencial exportador que la Alianza del Pacífico, un acuerdo comercial que involucra a México, Brasil, Colombia y Perú, dará al país está enfocado en productos como la maquinaria intermedia, donde se ubica la aeroespacial.

La apuesta de empresas francesas al sector aeroespacial está justificada en las expectativas para la industria.

De acuerdo con información de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia), el programa estratégico para el sector contempla el establecimiento formal de un mecanismo de coordinación y gestión, la participación del país en programas internacionales que permitan acceso a nuevas tecnologías y mercados.

Además de la creación del Programa de Apoyos específicos para el sector, una línea de acceso al financiamiento adecuado para el sector aeroespacial, para lo que Bancomext ya inició el destino de recursos.

También se pretende alcanzar el ensamble de un avión con más de 50% contenido nacional, incluso este año una empresa ya anunció el establecimiento de una planta donde se ensamblará una aeronave por completo.

Así, México pretende ubicarse como principal HUB de servicios aeronáuticos en América Latina y sin dudas Francia es uno de sus socios más activos.

Un aterrizaje perfecto

Las metas de la industria aeronáutica para México hasta 2020 implican:

1. Colocar al país dentro de los 10 primeros lugares a nivel internacional

2. Generar exportaciones por más de 12 mil millones de dólares

3. Contar con 110 mil empleos en la industria.

4. Integración nacional del 50% en la manufactura realizada por la Industria