La relación México y Francia: una luz en el horizonte

Jorge Castañeda tiene un propósito en su visita a París: presentar los proyectos y las ideas que se han desarrollado en el Consejo Estratégico Franco-Mexicano a lo largo de los últimos dos años 
Jorge Castañeda. Copresidente del Consejo Estratégico Franco-Mexicano, ex canciller mexicano, político y escritor
Jorge Castañeda. Copresidente del Consejo Estratégico Franco-Mexicano, ex canciller mexicano, político y escritor (Foto: Cortesía)

Con la visita de Enrique Peña Nieto a Francia, se pretende que tanto el gobierno mexicano, como el francés establezcan acuerdos en múltiples ámbitos: en materia energética, educación, salud y cultura.

Jorge Castañeda, copresidente del Consejo Estratégico Franco-Mexicano (CEFM) destaca que la importancia de esta visita es no solo presentar proyectos, sino que los acuerdos que ya se estaban trabajando por parte de ambos gobiernos se concreten ya en proyectos. Además de impulsar y fortalecer la relación bilateral, entre los dos países.

¿Qué podemos esperar de esta  visita?

Sin duda, profundizar en los elementos de cooperación que ya había, así como poner otros temas sobre la mesa, los cuales son reflejo de una realidad nueva y del esfuerzo que están haciendo ambos gobiernos para mejorar la relación que sí se había deteriorado mucho.

También esperamos aterrizar algunas de las propuestas y de las ideas que surgieron a lo largo de los últimos dos años en acuerdos concretos en materia de salud (que es uno de los más importantes); en educación, por ejemplo, también hay que revisar y dar seguimiento a los avances (como la homologación de títulos) que se tenían de antes. La relación en materia educativa se fortaleció con los encuentros de los rectores de universidades francesas tanto en Francia como en México.

Otros temas son nuevos, y están en ciernes, como el de energía. Antes de la reforma energética, el campo estaba un poco limitado, ahora se amplió y hay un interés bastante grande por parte de los franceses en este terreno. Han surgido muchos elementos de cooperación tecnológica como exploración o protección.

En materia de cultural, se va a anunciar la celebración el año entrante de una gran exposición mexicana en el Grand Palais, que será de septiembre a octubre. La exposición contempla arte del siglo XIX y XX, y se considera que va a ser una de las grandes exposiciones del año en Francia.

¿Será una visita que fortalecerá la relación?

El hecho de que la presentación oficial haya sido el 14 de julio es una forma de demostrar que para los franceses nuestro país es importante, y para México representa un gran honor.

¿Hay buenas posibilidades de que la pymes hagan negocios del otro lado del Atlántico?

Entiendo que muchas acompañaron al presidente. Sé que se va a firmar un acuerdo muy importante entre el Fondo Chico Pardo y cinco o seis empresas francesas para ser proveedores de las empresas francesas que están en México en la industria aeronáutica, por ejemplo.

¿Y cuál será su función en esta visita?

El Consejo Estratégico presentará las propuestas que hemos ido elaborando durante el último año. Tendremos una reunión con ambos presidentes les vamos a informar las tres o cuatro ideas más importantes, como el tema de la "Ciudad inteligente de Campeche", el tema de la cooperación de salud, el tema de inversión del Fondo Chico Pardo y el tema de Espacio México.

¿En qué consiste Espacio México?

Es un enorme proyecto cultural, gastronómico, turístico que Francia y México quieren desarrollar en un edificio que pondría a disposición de México el Gobierno Francés, en la Rivera del Sena, cerca del Ministerio de Finanzas. Sería la primera vez que México tuviera algo así en cualquier parte del mundo

Entonces ¿nuestra relación con Francia se ha restablecido por completo?

Es un hecho que ya recuperamos la relación que teníamos antes del caso Cassez y antes del desaguisado de Calderón, y sí estamos avanzando hacia nuevos horizontes. Conviene recordar que sí sufrió una caída brutal, y ha sido difícil recuperar esa relación.

Sin embargo, a lo largo de estos dos últimos años, se ha recuperado el nivel de cariño, de cooperación y de convergencia. A partir de esto podemos construir algo más ambicioso y más importante para los dos países.