“Pemex es el socio ideal “

Emilio Lozoya, sabe que la empresa tiene la experiencia para ser un aliado de las firmas locales e internacionales interesadas en la apertura del negocio de los hidrocarburos
Emilio Lozoya Austin
Emilio Lozoya, CEO de Petróleos Mexicanos (Alfredo Pelcastre/Milenio)

Después de 77 años, Petróleos Mexicanos arranca un nuevo capítulo, una nueva era, ahora como una empresa productiva del Estado. La Reforma Energética puso a la compañía más grande del país en un nuevo tablero internacional, donde compite por los recursos de las multinacionales que controlan el negocio de los hidrocarburos.

Desde su oficina, en el último piso de la Torre de Pemex, su CEO Emilio Lozoya se sincera. Sabe que gran parte de la metamorfosis debe ocurrir dentro de la petrolera, en un verdadero cambio cultural. Un cambio que deberá ser tan rápido como las decenas de alianzas que espera firmar este año con diferentes empresas nacionales e internacionales en toda la cadena productiva. Eso sí: es consciente que el éxito depende de la ejecución de esas asociaciones.

El día del anuncio de los descubrimientos de los cuatro nuevos yacimientos en el Golfo, ¿fue tu día más feliz en Pemex?

Es uno de los más felices. Sin duda fue un momento importante, pero la verdad, el día que se aprueba la Reforma Energética para mí en lo personal fue el más feliz.

Pemex está pasando por la mayor transformación de su historia desde el 1938, si pudiera definirlo con un nombre ¿cómo te gustaría que se bautizara este proceso?

Estamos en una transformación de Petróleos Mexicanos, de un ente gubernamental a lo que sería lo más cercano a una empresa privada enfocada en nuestra nueva misión: maximizar el valor del petróleo para los mexicanos. Ser una empresa no enfocada en barriles sino en pesos y dólares, es decir, no enfocarnos en volúmenes sino en dinero para nuestro dueño, que es el Estado mexicano

¿Qué es lo más difícil de ese proceso?

El cambio cultural. Pemex tiene un extraordinario capital humano; como director general estoy orgulloso de la gente que trabaja aquí, que hacen esta empresa una de las cinco o siete (dependiendo como la mires) más importantes en el mundo en términos de producción. A veces como mexicanos se nos olvida que tenemos una empresa que es un icono en ciertos nichos de negocios, como por ejemplo en aguas someras. Sin embargo, por falta de inversión y por un exceso de un modelo fiscal que le sacó demasiado dinero, se la llevó a una situación financieramente insostenible.

El mayor reto es darle la vuelta, cambiar la mentalidad de nuestra gente para enfocarnos en rentabilidad. Ahora, si me preguntas si soy positivo, sí, soy optimista y sumamente positivo.

Ya tienen al fondo Blackrock prácticamente en la cocina de Pemex para la construcción de gasoductos. Con estos acuerdos, ¿qué es lo más difícil de esta alianza con la empresa privada a partir de ahora. Porque es un ejercicio que tampoco conocía Pemex ¿Qué grado de dificultad tienen estas nuevas alianzas con empresas privadas?

El mayor riesgo de Petróleos Mexicanos en estos siguientes años es el riesgo de ejecución ¿por qué?

…Porque el diablo se come los detalles.

Sí, tienes el riesgo geológico de que encuentres o no petróleo; tienes un riesgo operativo si aplicas todo lo que es la infraestructura y el presupuesto. Si terminas esos proyectos tienes riesgos de medio ambiente. Pero todos esos riesgos Pemex los ha venido manejando más o menos, pero con la Reforma Energética tenemos un tema que es inusual: competencia en toda la cadena de valor. Y para competir tenemos que asociarnos en toda la cadena porque no tenemos dinero suficiente para hacer todos los proyectos solos. Esto se convierte en un alto riesgo de ejecución. En las últimas décadas en el mundo no ha habido una empresa que haya tenido tal multiplicidad de factores que enfrentar a la vez. Lo que sí puedo decir es que con el capital humano que tenemos vamos a triunfar.

Además del acceso a las reservas, la fuerza laboral y el conocimiento geológico, ¿qué otro valor agregado único tiene Pemex frente a la competencia?

Es difícil de limitarlo. La verdad es que yo veo en Pemex al socio ideal de muchas empresas que se quieren venir a México.

Estamos muy orgullosos de nuestras capacidades y va a ser el gran diferenciador con la competencia. No habrá ninguna empresa en este país que sepa trabajar mejor y en beneficio de las comunidades que Pemex. Segundo, tenemos infraestructura que muchas de esas empresas querrán utilizar y que las pondremos a tarifas competitivas. Eso hace que Pemex sea un socio deseable. Y tercero nuestros valores: en Petróleos Mexicanos, estamos profundamente comprometidos, no solo con la empresa, sino con el desarrollo del país.

¿Cómo van a suplir el recorte de los 62 mil millones de pesos que le corresponde a Pemex en exploración y perforación?

Lo que hemos establecido es que los proyectos que recortaríamos serían los menos rentables.

¿Habrá más ajustes?

Habrá eficiencias en materia de productividad laboral y de no gastar en cosas que son innecesarias. Por ejemplo, en Procura (uno de los grandes proyectos de los que me siento orgulloso) mi equipo ha logrado llevar a cabo una compra de bienes y servicios más eficiente y más transparente: del 2013 al 2014, solo por concentrar las compras, muchas áreas compraban de forma independiente, nos ahorramos más de 20 mil millones de pesos. Estimo que se duplique este año.

¿Con cuántos acuerdos y alianzas con empresas privadas esperan cerrar este año?

Nuestro mayor riesgo es el de ejecutarlas y esto se traslada a con cuál debemos hacer alianzas. No es una cosa trivial. Hay que hacer negocios que no generen problemas en el futuro. Le puedo decir que varias decenas de alianzas van a tener que cerrarse de aquí a diciembre. Es un reto histórico. Puedo reiterar que van a ser alianzas triunfadoras en beneficio de Pemex y, sobre todo, de México.

¿Van solo sobre los proyectos que sean realmente un negocio para Pemex?

Es correcto. A largo plazo, Lozoya no descarta aprovechar oportunidades de inversión en el exterior en alianzas con socios internacionales. La meta es sumar experiencia fuera y traer novedades del sector a Petróleos Mexicanos para generar una mayor rentabilidad. Eso sí, lo que queda del año y en 2016, el único mercado en el que estará enfrascado desde su oficina panorámica en el piso 44 de la Torre Ejecutiva de Pemex, será el mexicano.