El nuevo paradigma energético

En 2015 se publicaron los decretos y las leyes secundarias de la Reforma Energética. El campo está listo para recibir a los inversionistas.
Emilio Lozoya, director general de Pemex, ajusta la empresa para para controlar los hidrocarburos desde la boca del pozo hasta la cadena de suministro.
Emilio Lozoya, director general de Pemex, ajusta la empresa para para controlar los hidrocarburos desde la boca del pozo hasta la cadena de suministro. (Foto: Archivo Milenio)

Este año, el sector energético en México cambió para siempre. Después de que se publicaron los decretos de la Reforma Ener­gética y las leyes secundarias, el 2015 fue materialización que requirió de coordinación insti­tucional y consenso por parte de gobierno e industria. Se establecieron los ductos para la nueva era energética en México.

 Petróleo, new era

El hecho más importante para el sector de hidrocarburos fue la asignación de los primeros contratos petroleros a empresas privadas el 15 de julio.

 El principal actor fue la nouvelle Sierra Oil & Gas, que ganó dos bloques en una desange­lada primera etapa de la Ronda Uno. En esta primera licitación los contratos a Sierra Oil & Gas fueron los únicos que la Comisión Nacio­nal de Hidrocarburos (CNH) pudo asignar.

La segunda fase de la Ronda Uno tuvo mayor participación y más ganadores. Que­daron, ya asignaciones para Eni Internatio­nal y los consorcios Pan American Ener­gy–E&P, y Fieldwood Energy–Petrobal. El reto será cumplir lo pactado en la licitación, pública y transparente, que fue transmitida en vivo a través de internet, creando una gran expectación.

 Al respecto, Arturo Carranza, analista de Solana Consultores, afirmó que el arranque de la Ronda Uno, en sus diferentes etapas, “es sin duda el evento más importante que aconteció en el sector de hidrocarburos y quizá uno de los más importantes también a nivel internacional”.

 Explicó que la apertura del mercado petrolero a la inversión privada representa la apuesta más importante del gobierno en materia energética, por lo cual los esfuerzos en este sentido seguirán siendo enfocados a que sea exitoso, a que se saque el mayor provecho en cuanto a inversión se refiere.

Hacia adelante, el analista estima que uno de los retos que enfrentará la industria, además de operar con la mayor rentabilidad (dado los bajos precios del petróleo) será la consolidación de los mecanismos de contra­tación en las siguientes licitaciones.

 “Creo que otro reto será conseguir un éxito rotundo en la quinta fase de la Ronda Uno, la que se refiere a campos petroleros en aguas profundas del Golfo de México, puesto que es la principal apuesta del gobierno para detonar las grandes inversio­nes en el sector, así como en incrementar la producción y de esta forma revertir la caída”, comentó Carranza.

Otros sucesos importantes que vistieron al sector energético fueron el inicio de ope­raciones del Fondo Mexicano Petrolero con todo y página de internet a partir del primer día de este 2015. Al tercer trimestre de este año reportó un total de 115,077 millones de pesos en recursos.

En febrero se anunció la creación de Petrobal, la división petrolera de Grupo Peñoles. Causó sorpresa meses después cuando se designó a Carlos Morales Gil, el ex director general de la antes subsidiaria Pemex Exploración y Producción, quien salió de Petróleos Mexicanos hace dos años en medio de investigaciones por supuestas complicidades con Oceanografía.

Pemex también emprendió, durante este año, una drástica transformación, pues en cumplimiento con su nueva Ley, dio paso a la empresa productiva del Estado, a desapa­recer la figura de las subsidiarias, y concen­trar gran parte de su operación en Pemex Logística, la empresa productiva subsidiaria que controla todos los hidrocarburos que produce desde la boca del pozo, hasta la cadena de suministro.

La energía que falta

En cuanto al sector eléctrico, la reforma se implementa en otros tiempos y sigue una evolución sigilosa, pues el nivel técnico que se requiere para entenderlo, implica una labor de investigación más profunda que en la industria petrolera.

 Sin embargo, la presentación de las bases del Mercado Eléctrico Mayorista, en septiem­bre, resulta el evento más relevante del año, pues detalla las reglas de operación de este sitio virtual en donde se darán todas las operaciones de compra-venta de electricidad.

Este mercado representa el avance más importante de la reforma energética en cuanto a electricidad, puesto que funcionará como una especie de bolsa de valores a donde acudirán generadores, comercializadores y suministra­dores (en ese orden la cadena), a intercambiar bienes y servicios, todo controlado por el Cen­tro Nacional de Control de Energía (Cenace).

A pesar de que las reglas de mercado están claras y cumplen, en lo general, con la expec­tativa de la industria, será un reto que se incorporen y desarrollen fuentes de energías limpias, pues su costo sigue siendo elevado en nuestro país, lo que los colocará en una situación de “relativa desventaja” respecto a otras fuentes de generación dentro del mercado, explicó Carranza. Y añadió que “el principal reto es incorporar a los generadores de fuentes limpias, los generadores grandes tienen más oportunidades pero lo que tienen que ver con las energías limpias, es el mayor reto y lo más importante”.