Chile es el punto de partida

Por su estabilidad económica, Chile es elegido por empresarios mexicanos para iniciasr su internacionalización o introducción al mercado sudamericano
Alsea es operador de Starbucks en México.
Alsea adquirió 82% de Starbucks en Chile. (Foto: Shutterstock )

Marlik es una empresa mexicana que produce lavabos para universidades, estadios y hoteles, estos últimos representan, al menos, 40% de sus ventas totales. Pese a que la empresa se concentra en el mercado estadounidense, este año llegó un contrato atípico: la construcción de hoteles en Chile.

“Una empresa mexicana nos contrató”, relata Alejandro Torre, director general de la compañía, “hay un crecimiento importante en el segmento de negocios de ese país. Parece que hay mayor presencia de empresas mexicanas allá”, explica.

Este es solo un ejemplo del porqué en los últimos 15 años el intercambio comercial entre México y Chile crece a una tasa de 9% anual, según la dirección general de Relaciones Económicas Internacionales del país sudamericano. Tan solo el año pasado, el intercambio comercial entre ambos países llegó a los 3 mil 756 millones de dólares (mdd).

Según los datos del organismo chileno, las importaciones chilenas desde México totalizaron 2 mil 447 mdd.

La inversión extranjera directa (IED) materializada en Chile proveniente de México ascendió a mil 800 mdd hasta 2014. México es el octavo inversionista en Chile.

Una de las empresas con reciente éxito en Chile es la constructora GIA, a quien el Ministerio de Obras Públicas de ese país adjudicó la construcción y operación del Hospital Salvador e Instituto Nacional de Geriatría en el centro de la capital y cuyo monto es de 308 mdd.

“Competir en mercados como Chile, conocido por su transparencia y estabilidad económica”, explica Jorge Iturbe, director general de Grupo GIA “nos ayuda a adoptar mejores prácticas internacionales en gestión, calidad y seguridad, con el fin de fortalecer nuestra capacidad de inversión en México”.

Por su parte, el director de desarrollo de infraestructura de Grupo GIA, Jorge Moguel, informó que el contrato del Hospital Salvador e Instituto Nacional de Geriatría incluye diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento del inmueble por un plazo de 15 años.

Las últimas inversiones mexicanas en Chile se materializaron en 2014 con un valor de 6.4 millones de dólares. El sector de comunicaciones y el de comercio, en conjunto, tienen 89% de la IED materializada.

Por otro lado, el mercado mexicano constituye hoy el octavo destino de las inversiones directas de empresas de Chile en el mundo. Al año 2014 el stock de inversiones chilenas acumuladas en México fue de mil 463 mdd, un 0.47% del total invertido por compañías nacionales en el mundo, que entre los años 1990 y 2014 alcanzó la suma de 99 mil 959 millones de dólares.

Las que apostaron por Chile

Entre las últimas empresas que hicieron acuerdos para expandir su presencia en Chile está Alsea, el operador de restaurantes, quien en 2013 adquirió la participación que aún no poseía de 82% de Starbucks en Chile.

Así, la compañía mexicana opera más de 44 tiendas en Chile, pues también incluyó en el acuerdo un plan de expansión en que contempla un total de 130 unidades en cinco años.

El director general de Alsea, Fabián Gosselin, destacó que la estrategia de crecimiento de la marca, que también maneja The Cheesecake Factory, se enfocará primero en México y Chile.

Finalmente, como parte de los acuerdos alcanzados por la Alianza del Pacífico el año pasado la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) inició su incorporación al Mercado Integrado Latinoamericano (Mila).

El Mila fue conformado en 2011 con la integración de los mercados bursátiles de Chile, Colombia y Perú. La integración del mercado bursátil mexicano se hará en tres fases, la primera con la interconexión de las operaciones de compra y venta de acciones, que permitirá que el inversionista privado participe en los mercados integrados.

Desde este año ya se pueden colocar ofertas públicas de las empresas para financiar sus operaciones, lo que permitirá que las compañías puedan tener sus ofertas públicas iniciales en los cuatro mercados.

“La Alianza del Pacífico se acerca más a una integración profunda, con el libre movimiento de capitales,” afirmó la BMV en un comunicado.

La incorporación de México a este esquema convertirá al Mila en el mercado bursátil más grande de América Latina en términos de capitalización, con 1.1 millones de mdd, y en número de empresas cotizando, al pasar de 565 a 986, un incremento de 43 por ciento.

“Las empresas mexicanas buscan mayor presencia en mercados latinoamericanos donde son competitivas y Chile es uno de los países con mayor crecimiento e inversión en segmentos como la infraestructura”, comenta Carlos González, director de análisis de Monex.

“Las empresas mexicanas buscan mayor presencia en mercados latinoamericanos donde son competitivas y Chile es uno de los países con mayor crecimiento e inversión en segmentos como la infraestructura”, comenta Carlos González, director de análisis de Monex.