“Leyes de equidad de género son letra muerta”

Fernando Chiquini Barrios, representante de la firma consultora Factual Services, afirmó que son pocas las empresas que implementan acciones para validar la filosofía de igualdad.
Fernando Chiquini Barrios, representante de la firma consultora Factual Services.
Fernando Chiquini Barrios, representante de la firma consultora Factual Services. (Especial)

Torreón, Coahuila

La promulgación de leyes por parte de instancias de gobierno, así como la certificación de empresas en el tema de equidad e igualdad de género es letra muerta en muchos casos, debido a que la gran mayoría no realizan acciones reales para implementar estos conceptos en sus organizaciones.

Lo anterior fue expuesto por Fernando Chiquini Barrios, representante de la firma consultora Factual Services, la cual ha certificado en el tema a 150 empresas a lo largo de cuatro años.

Al respecto, aseguró que no importa la cantidad sino que se trascienda y se apliquen realmente estas acciones de igualdad.

"En México hay 150 empresas e instituciones que han sido certificadas, 85 de ellas por nuestra firma, en materia de la norma de Equidad de Género en centros de trabajo".

Explicó que cada certificación tiene cinco años de vigencia, sin embargo, aseguró que lo fundamental no es contar con una certificación o la creación de una ley en esta materia, sino implementar acciones.

"La cifra que mencionamos es baja, deberían ser más empresas, pero aún no se logra entrar al mercado y que los empresarios reconozcan como una necesidad y una realidad, llegar a una cultura de igualdad", expuso.

Chiquini Barrios destacó que lo importante no es quedarse en la filosofía, "sino hacerlo realidad, vivir con igualdad, ha faltado esta fortaleza para poderlo concretar".

Asimismo, reconoció que ha faltado promoción por parte del gobierno federal, del sector privado, las cámaras y confederaciones sobre dicha normativa.

"Deberían hacerlo tal y como se hacen con las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo", agregó.

Indicó que temas como la desigualdad salarial entre hombres, mujeres y personas con discapacidad, así como trato desigual entre estos segmentos de la población son una realidad.