Época actual, la más impredecible de la historia, dicen inversionistas

Aún así, el estudio realizado por UBS Wealth Management, destaca que el 63 por ciento de los inversionistas ven el futuro con optimismo y confianza, y sólo el 14 por ciento con pesimismo. 

Monterrey

El 90 por ciento de los inversionistas mexicanos consideran que la época actual es la más impredecible de la historia, de acuerdo a un estudio realizado por UBS Wealth Management. A nivel global, el 82 por ciento de los inversionistas lo consideraron así.

El estudio, que buscó conocer la visión de los inversionistas con respecto a la incertidumbre política y económica tras un año de contrastes como el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, el Brexit, y las tensiones militares en Corea del Norte, entrevistó a más de 400 inversionistas en México.

Y fue en el país donde el 90 por ciento de ellos aseguró que es el periodo más impredecible de la historia mundial.

 El 64 por ciento de ellos tienen “sobrecarga” de información a la hora de tomar decisiones para sortear esta situación de incertidumbre.

Además, el 68 por ciento admitió que las distracciones de corto plazo y los sucesos imprevistos se interponen en sus planes financieros.

“Las emociones -dicen casi todos los inversionistas- ahora son más importantes que los hechos objetivos para moldear la opinión pública. El 76 por ciento cree que los gobiernos elegidos sólo pueden reaccionar a los peligros inmediatos”, alertó el estudio.

Pese a las situaciones complicadas, el 63 por ciento de los inversionistas ven el futuro con optimismo y confianza, y sólo el 14 por ciento con pesimismo.

De hecho, los inversionistas mexicanos son más optimistas que el resto, y el 91 por ciento aseguró sentir confianza en su propia habilidad para evaluar riesgos financieros.

Confianza que, puntualizó el análisis, la atribuyen a que pueden encontrar lugares seguros para invertir en un ambiente incierto.

“El 80 por ciento dice que hay bastante lugares seguros para invertir si se sabe dónde buscar, mientras que el 84 por ciento considera los activos físicos como una inversión segura”.