Entra en vigor la prohibición de ventas atadas

Condusef informa que a partir de hoy 10 de abril queda prohibido realizar ventas atadas en cualquier contratación de algún producto o servicio financiero.

Monterrey

A partir de hoy 10 de abril quedan prohibidas las ventas atadas en la contratación de algún producto o servicio financiero que ofrecen bancos e instituciones financieras, tal y como lo establece las nuevas disposiciones que están integradas a la reforma financiera.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recordó que al cumplirse el plazo de 90 días establecido por Ley luego de la publicación de la reforma financiera, se reitera que a partir de este jueves quedan prohibidas las ventas atadas.

Según el organismo, en la contratación de un crédito, el usuario podrá señalar como cuenta para el pago la que se tenga con otro banco, vía domiciliación, de igual manera para una cuenta pagaré liquidable al vencimiento, ya no se podrá condicionar a la apertura de una cuenta de depósito como cuenta eje, sin embargo, el banco deberá aperturar una cuenta de cargo sin costo y cuyo único fin sea abonar y retirar de la inversión.

Condusef señaló que en el caso de los seguros relacionados con los créditos como el hipotecario y automotriz, en los que es necesario contar con un seguro de vida y uno de daños en protección de la garantía y del patrimonio del propio usuario, la institución podrá ofrecer alternativas para que el cliente sea quien seleccione con cual aseguradora contrata su póliza.

La prohibición de ventas atadas de seguros en los créditos, estimulará que las compañías de este ramo tengan una mayor apertura en el mercado y ofrezcan nuevos productos que sean útiles, tanto para los usuarios como los otorgantes del crédito.

Y advirtió que estas prácticas serán sancionadas en términos de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros, su incumplimiento podría tener una sanción que iría desde los 4 mil hasta los 20 mil salarios mínimos.

En un comunicado difundido señaló que en todos estos ejemplos, las instituciones deberán ser muy claras en sus procedimientos de comercialización, indicando el costo y las coberturas necesarias para que el usuario pueda comparar y hacer una elección adecuada.

Con esta medida se pretende estimular la competencia con mejores servicios, más productos y desde luego con mayor transparencia, para que los usuarios de productos y servicios financieros puedan ejercer sus derechos de elección y de movilidad de manera efectiva.

Mencionó que el usuario (cliente) será quien decida la institución financiera que más le convenga para contratar el servicio o producto financiero que requiera y no podrá ser condicionado a hacerlo con alguna institución determinada.