En 2017 podrá deducirse 25% del valor de las ‘bicis’

La medida, parte del debate presupuestal, incluye motos eléctricas.
El uso de este sistema de transporte es benéfico para la salud y el medio ambiente.
El uso de este sistema de transporte es benéfico para la salud y el medio ambiente. (Omar Franco)

México

La Cámara de Diputados aprobó una medida para permitir que a partir de 2017 la compra de bicicletas, mecánicas o eléctricas, sea deducible de impuestos hasta por 25 por ciento de su valor, lo mismo que las motocicletas eléctricas.

Dentro de la miscelánea fiscal, aprobada la madrugada de este viernes, los legisladores acordaron incluir por primera vez en la Ley del Impuesto sobre la Renta esta deducción personal.

La propuesta, presentada por el diputado de Morena Vidal Llerenas el 4 de octubre pasado, aún tiene que ser avalada junto con toda la miscelánea fiscal en el Senado a más tardar el día 31 y en seguida estará sujeta a las reglas de operación que determine la Secretaría de Hacienda.

Los senadores aún pueden elevar el porcentaje de deducibilidad, sobre todo después de que el 22 de septiembre pasado, en el Día Nacional sin Automóvil, los coordinadores parlamentarios Emilio Gamboa, del PRI, y Miguel Barbosa, del PRD, posaron para la foto en bicicleta y en un scooter eléctrico, y defendieron el uso de estos medios de transporte como una alternativa ante la congestión vehicular y la contaminación.

Llerenas explicó en entrevista que el beneficio será para el contribuyente, así como para sus descendientes o ascendientes en primer grado, lo que puede incrementar el uso de la bicicleta o la renovación de la misma.

Esta medida o una similar se aplicó con éxito, agregó, en Bélgica, Holanda, Inglaterra y Ecuador, entre otros países.

De igual manera, a propuesta de la Comisión de Hacienda, los diputados aprobaron una deducción de hasta 250 mil pesos en la compra de automóviles eléctricos e híbridos, mayor que la actual de solo 175 mil pesos para automóviles de combustión interna.

Durante la discusión en la madrugada del viernes, Llerenas propuso elevar la deducibilidad a 50 por ciento del valor de la bicicleta, pero su moción fue rechazada.

Tampoco se aceptó la propuesta de la diputada de Movimiento Ciudadano Mirza Flores Gómez, quien pidió extender la deducibilidad a las empresas que inviertan en infraestructura para que sus trabajadores lleguen en bicicleta.

“No solo deduzcamos el uso de la bicicleta, sino también la infraestructura. De nada sirve tener políticas que no vengan amarradas unas con las otras”; hagamos políticas integrales exigió, pero su propuesta fue desechada.

Para la diputada Mirna Isabel Saldívar, de Nueva Alianza, la decisión de la deducción para bicis y motos eléctricas es estratégica.

“Consideramos de gran importancia el tema ambiental. El desarrollo sustentable es parte de nuestra agenda legislativa como uno de los ejes estratégicos, por ello propusimos incentivar el uso de medios alternativos de transporte como son las bicicletas convencionales, así como las bicis y motocicletas eléctricas”, señaló.

Adriana Sarur, diputada del PVEM, también valoró el haber incrementado la deducibilidad propuesta por el Ejecutivo, de 200 a 250 mil pesos en vehículos eléctricos e híbridos, y haber creado la deducibilidad de 25 por ciento en bicicletas y motos eléctricas.

Justo la víspera, el Programa de las Naciones Unidas para el Cambio Climático señaló que en México hay una carencia de políticas públicas nacionales que coordinen asuntos relacionados con el transporte sustentable.

En su reporte “Panorama global en peatonabilidad y ciclismo”, la ONU muestra las contradicciones de atribuciones que existen entre Sedatu, Semarnat y SCT en materia de movilidad.

El organismo también llamó a los gobiernos de América Latina, África y Asia a invertir al menos 20 por ciento de su presupuesto de transportes en infraestructura peatonal y ciclista para salvar vidas y como medidas contra la emisión de gases de efecto invernadero.