Empresas se convierten en aulas ante falta de técnicos

Lo que se persigue es que al terminar los jóvenes sus estudios cuenten con los conocimientos teórico necesarios y la experiencia requerida. Además resolver rotación de personal  motivación.
Modelo de Formación Dual comienza a despuntar en La Laguna.
Modelo de Formación Dual comienza a despuntar en La Laguna. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Juan Antonio Cabrales es un joven de 18 años de edad que cursa la carrera de Electromecánica en el Cecytec Torreón. Al inicio tuvo que dejar sus estudios por cuestiones económicas.

Hoy es uno de los seis jóvenes que realizan sus estudios técnicos en el interior de las empresas bajo el Modelo de Formación Dual (MMDF),  una iniciativa en la que participan Coparmex, la secretaría de Educación Pública y los gobiernos de Coahuila y la Camexa (Cámara México-Alemana).

De acuerdo a Argelia Núñez García, directora general de Coparmex Laguna, el objetivo del MMFD, es atender y resolver áreas de oportunidad en las empresas y en las instituciones educativas, como lo representa la rotación de personal y la poca motivación e inspiración.

Empresas como Takata, Cooper Standard, Materiales del Nazas, Equipos Amher y Tormex, se han sumado ya en La Laguna, bajo convenio marco con la Coparmex y las Instituciones educativas. La beca es de cuatro mil pesos, dos mil del gobierno federal y el resto de la industria.

Así como la deserción de los jóvenes que estudian una carrera de educación media superior por la falta de recursos económicos que existen en su propias familias. El esquema pretende solucionar un problema social de fondo, como es el desempleo.

De acuerdo al INEGI, a nivel nacional, la tasa de desocupación (TD) fue de 3.76% de la PEA en diciembre de 2014, proporción menor a la observada en el mismo mes de 2013 de 4.27%.

En tanto que en Coahuila cerró el 2014 en el séptimo lugar nacional entre las entidades con mayor variación porcentual de La Tasa de Desempleo Abierta con 0.25%.

Según explica Núñez García, este modelo educativo se enfoca en educar técnicos profesionales a través de la teoría y la práctica, que quizás no cuenten con los recursos económicos suficientes.

Es decir, que el primer año de estudios lo cursan en la institución educativa y los dos años complementarios dentro de una empresa en particular.

Lo que se persigue con esto es que al terminar sus estudios, los jóvenes cuenten con los conocimientos teóricos necesarios, pero también con la experiencia requerida para poder desarrollarse activamente dentro de una empresa, ya como empleados o colaboradores y de esta manera insertarse en la sociedad como individuos activos y productivos.

"Quienes aspiren a educarse bajo este modelo deben haber cursado el primer año de estudios, ya que este modelo consta de tres años y el primero se da al interior de una empresa y donde son evaluados por un tutor de manera en que sus actividades se empaten con la curricula de la institución establecida previamente".

Las instituciones de educación media superior que hasta el momento cumplen con las características necesarias y ya se han sumado bajo convenio a la Coparmex para que los jóvenes estudiantes se eduquen y gradúen bajo el MMFD son el Conalep y el Cecytec.

"El Estado de Coahuila participa desde hace dos años y es quien marca la punta de lanza exitosamente en la etapa piloto del Modelo, aunque otros Estados de la República también lo han aplicado ya con mucho éxito, así como se dio en la ciudad de Saltillo, en donde ya cuentan con 200 alumnos que están viviendo esta experiencia. 

Se pretende atacar el problema social del desempleo; así como el haber dejado una carrera trunca y fortalecer al sector educativo con el objetivo de que tengan una participación más digna en la sociedad, olvidándose de delinquir.

En La Laguna se tienen seis alumnos en tres empresas. En el siguiente periodo de becas comienza a partir del mes de agosto, contando ya con una base de datos de empresas en lista y se espera que sean 25 alumnos que puedan aspirar en su segunda etapa".

Ser beneficiario en este programa con una beca económica de cuatro mil pesos, ha sido fundamental para que el joven Juan Antonio Cabrales pudiera continuar estudiando pero al interior de una empresa.

Con un promedio de 9.5 tuvo que abandonar sus estudios ya que su padre fue despedido de su centro laboral.

Tras ser entrevistado y pasar la prueba se reintegró pero ahora cursa materias de su carrera de Electromecánica en la empresa Cooper Standard en la zona industrial de Torreón. 

El buen desempeño que está teniendo el joven en las diferentes áreas laborales, permite que sea uno de ellos mejores evaluados por parte del tutor empresarial, viendo con ello posibilidades de que pueda ser contratado directamente al avanzar en su preparación.

Al estar en este programa educativo, puede de igual manera apoyar a su familia gracias al apoyo económico que se le brinda mensualmente.