Empresas sin presupuesto para contingencias laborales

El presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de Torreón, Francisco Javier Ramos Jiménez, reconoció que se han presentado procesos que tardan de seis a ocho meses en desahogarse.
La liquidación se dio en presencia de funcionarios de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
Si se va a tener un recorte de personal, se debe considerar una partida especial para solucionar el pago de liquidaciones. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Las empresas en la Comarca Lagunera no cuentan con un presupuesto para enfrentar contingencias laborales.

De acuerdo a Francisco Javier Ramos Jiménez, presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de Torreón se ha identificado que en el presupuesto anual que establecen las empresas en la región, no consideran una partida especial para el manejo de contingencias laborales.

Por lo que ante la necesidad de liquidar a un trabajador, éste no se vea perjudicado con el alargamiento de procesos y juicios que pueden evitarse.

"Se tienen múltiples problemas que afectan la relación obrero - patronal al momento de un laudo, resulta que no se tiene el dinero para llegar a un acuerdo común".

"Tengo reuniones con hoteleros, restauranteros, sindicatos, queremos seguir promoviendo la conciliación para evitar el arbitraje". 

"Pero desafortunadamente las empresas grandes no tienen un presupuesto de contingencias laborales, por lo que al momento en que se presenta alguna situación de conflicto laboral".

Indicó que si se va a tener de antemano un recorte de personal, se debe considerar una partida especial para solucionar el pago de liquidaciones, desde un trabajador hasta toda una plantilla de trabajo que se pudiera ver afectada.

Cuestionado si se han presentado impactos negativos en las empresas o negocios por no contar con un presupuesto de esta naturaleza, reconoció que sí se han presentado casos de afectaciones, en donde hay procesos que tardan de seis a ocho meses en desahogarse.

Existen recursos y juicios de amparo al que tienen derecho cualquiera de ambas partes que se sientan afectados en sus garantías de promoverlo en los juzgados de Distrito y allí se puede llegar a extender el tiempo de resolución, en el que incluso, se puede invertir más dinero que el que se pensó inicialmente de haber llegado a un arreglo.