Empresas de ropa de montaña utilizan tóxicos: Greenpeace

Entre otras marcas, el grupo ecologista señala a The North Face, Columbia y Patagonia.
La organización hizo su estudio en tierras altas.
La organización hizo su estudio en tierras altas. (Shutterstock)

Roma/Nueva York

Greenpeace, el grupo ecologista internacional, desafía las credenciales ambientalistas de los fabricantes de ropa para actividades al aire libre, entre ellos a The North Face, Columbia y Patagonia, al acusarlos de no lograr eliminar los productos químicos tóxicos en sus productos.

Las críticas de Greenpeace se dieron después de que sus científicos encontraron este año rastros de productos químicos perfluorados (o químicos PFC) en lagunas de regiones altas de todo el mundo, incluido el lago Di Pilato, en la cordillera de los montes Apeninos del centro de Italia.

Greenpeace dijo que su estudio — publicado el martes— demostró lo lento que el medio ambiente descompone esas sustancias químicas, que los fabricantes de ropa para actividades al aire libre utilizan de forma rutinaria en sus prendas a prueba de agua.

“Es irónico pensar que las compañías que dependen de la naturaleza para sus negocios están dispuestos a liberar químicos peligrosos en el medio ambiente”, dijo Mirjam Kopp, activista de tóxicos de Greenpeace. “Tienen que establecer plazos cortos para eliminar todo el grupo de químicos PFC en los procesos de producción”, agregó.

Greenpeace dijo que Puma y Adidas ya adoptaron “objetivos ambiciosos para eliminar” los químicos PFC y algunas compañías cuentan con “colecciones completas” de ropa impermeable que no contiene químicos PFC. Pero fijó la mira hacia The North Face, Columbia, Patagonia, Salewa y Mammut por mostrar “un poco sentido de responsabilidad cuando se trata de eliminar químicos peligrosos como los PFC”.

Las críticas de Greenpeace pueden ser particularmente problemáticas, ya que las compañías de ropa para actividades al aire libre hacen todo lo posible para aparecer ecológicamente amigables. En sus catálogos, publicidad y redes sociales utilizan fotografías espectaculares de paisajes impolutos y a menudo incluyen mensajes de conservación y llamados a la acción ambiental.

Patagonia en especial hace del ambientalismo una parte central de sus esfuerzos de mercadotecnia y presume el uso de materiales reciclados, de fuentes éticas y su participación en la creación del parque nacional en Chile.

La empresa es una corporación tipo B, lo que significa que incluye el desempeño social y ambiental junto con sus objetivos financieros. Hace dos años empezó un fondo de riesgo, $20 million and Change, para invertir en startups responsables en lo social y ecológico.

Al igual que otras firmas de ropa deportiva para actividades al aire libre, elimina gradualmente el uso de acabados impermeables que crean subproductos tóxicos. Patagonia dijo que cambió de “químicos PFC de cadena larga” a químicos PFC de “cadena corta”, cuyos subproductos “se descomponen más rápido en el medio ambiente y con el paso del tiempo tienen un menor potencial tóxico para los humanos, la fauna y los peces”. Pero Greenpeace dijo que encontró rastros de químicos PFC de cadena corta —al igual que de cadena larga— en su estudio.

Patagonia reconoció que esto fue una “solución temporal” que “no es lo suficientemente buena, pero es la mejor opción que encontramos hasta el momento”.

En abril, su unidad de capital de riesgo invirtió un millón de dólares en una startup suiza que desarrolla nuevas técnicas de productos impermeables de materiales naturales, que algún día podrán reemplazar los acabados con base en los petroquímicos.

Patagonia dijo: “En lo general, establecimos requisitos más estrictos en la industria para asegurar que nuestros materiales no representen un riesgo de seguridad para nuestros clientes como resultado de los químicos que contienen”.

Columbia dijo: “Estamos conscientes del esfuerzo de Greenpeace, pero aún tenemos que ver una copia del informe, así que no podemos hacer comentarios específicos”.

The North Face dijo que “su compromiso para una química más limpia” es una “travesía”. “Continuamos con grandes progresos en este espacio, al reducir el impacto potencial de los tratamientos de químicos PFC en nuestros productos, y en algunos casos los eliminamos totalmente donde identificamos alternativas sustentables de alto desempeño”, dijo.