Empresarios invierten en APP

La remodelación del Rufino Tamayo se llevo a cabo a través de una asociación público privada; el modelo, hasta hace poco, se usaba para infraestructura de mayor escala.
Remodelación del Museo Rufino Tamayo
Remodelación del Museo Rufino Tamayo

Distrito Federal

El esquema de inversión de asociación público – privada será promovido entre los museos de la Ciudad de México para que lo consideren como una alternativa de financiamiento que les permita remodelar o reparar las instalaciones del inmueble. Esto después del éxito que tuvo el esquema en la remodelación del Museo Rufino Tamayo.

David Cohen Sitton, presidente del patronato de la fundación del museo, explicó que esta instancia, en sociedad con el Instituto Nacional de Bellas Artes y Conaculta participaron en la licitación del proyecto.

La fundación, a través del fideicomiso, reunió 40 millones de pesos, esto es aportó 40 por ciento del costo total del proyecto. Esta cantidad, explicó, Cohen Sitton se recaudó por los donativos que realizaron empresarios.

A un año de que concluyeron los trabajos y se abrió al público el museo, ubicado en la Ciudad de México, “hemos duplicado la cantidad de visitantes, hemos registrado 230 mil, esta cantidad es el doble de lo que se tenían hasta antes de la remodelación”.

“Ahora lo que pretendemos es que este esquema público – privado lo usen en otros museos”,

-¿De cuánto estimaron el retorno de inversión para los empresarios?

-En este caso, como los recursos son para la fundación, estamos hablando de acciones filantrópicas. Pero los empresarios están motivados ante la respuesta del público al haberse duplicado el número de usuarios.

-Uno de los empresarios que forma parte de este patronato es Don Antonio del Valle, ¿cuáles son sus recomendaciones para llevar a buen puerto una inversión como esta?

-Algo básico, pero que él siempre sugiere es leer los contratos antes de firmas, además de revisar siempre los costos.

Debido al déficit de infraestructura que han enfrentado varios países en el mundo, y la creciente demanda de servicios, se desarrolló el esquema APP (asociación público privada) el cual establece una relación contractual de largo plazo entre agencias gubernamentales y socios del sector privado a fin de proveer mayor infraestructura de servicios.

México, forma parte de los países que ha enfrentado este rezago de infraestructura. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, el país ocupa el lugar 61 de 131 países en cuanto a competitividad de infraestructura.

En América Latina, el promedio anual de inversión en infraestructura es de 5.2 por ciento, con relación al PIB, en México es de 3.2 por ciento.

A la fecha existen ocho modelos de inversión bajo esta figura de asociación público privad, que anteriormente sólo era empleado para infraestructura carretera, de hospitales, puentes, puertos o aeropuertos.