Emplazan al CEO de GSK a restaurar el crecimiento

Varios grandes accionistas de GSK están dispuestos a que sir Andrew siga un polémico plan de transformación que reducirá la dependencia del grupo.
Andrew Witty.
Andrew Witty. (Amrendrajha/AFP)

Los inversionistas están dispuestos a darle tiempo a sir Andrew Witty para que GlaxoSmithKline regrese al crecimiento, pero cualquier contratiempo aumentará la presión para un cambio en el mayor fabricante de medicamentos británico.

Varios grandes accionistas de GSK dijeron a Financial Times que están dispuestos a que sir Andrew siga un polémico plan de transformación que reducirá la dependencia del grupo en el negocio farmacéutico en problemas.

Pero dijeron que tiene poco margen de error si no quiere que la latente frustración de los inversionistas por el desempeño no se convierta en una rebelión.

“Con el mal rendimiento de las acciones, (necesitamos) señales positivas pronto, o aumentará la presión sobre el presidente ejecutivo”, dijo uno de los 20 principales accionistas de GSK. “La compañía dice que el crecimiento regresará el próximo año. Tiene que lograr eso”.

El Financial Times sondeó la opinión de los accionistas dos semanas después de que sir Andrew declaró el “cambio fundamental” de los medicamentos de alto precio que se venden con receta hacia las vacunas y los productos de consumo de alto volumen, como pasta de dientes y píldoras para el dolor de cabeza.

Sir Andrew dijo que su estrategia regresará a la compañía al crecimiento constante a partir del próximo año y lo protegerá de la volatilidad de los costos de desarrollo de medicamentos en una era de creciente presión sobre el precio.

Uno de los 10 principales inversionistas de GSK dijo: “El cambio de enfoque puede funcionar, pero tienen que aumentar los ingresos, o reducir los costos, o ambos. Creo que Witty necesita que se le den 18 meses para demostrarlo”.

Un accionista de los 20 principales dijo a FT que hay “un número de personas que pide la cabeza de Witty”, pero afirmó que merece “un poco más de tiempo” para corregir las cosas. Sin embargo, este inversionista advirtió que el cambio de sir Andrew de los medicamentos con receta a productos de cuidado de salud y de consumo es un riesgo. “Poner tu fe en productos que no necesitan receta, como la pasta de dientes, es un riesgo. Necesitas mucho volumen”.

La estrategia de GSK apareció después de que se completó un cambio de activos de 20 mil millones de dólares con Novartis, en donde el grupo de Reino Unido se deshizo de su operación para el cáncer a cambio de vacunas y productos de consumo.

Sir Andrew subrayó que la compañía no abandona los farmacéuticos: los medicamentos para enfermedades respiratorias y para el VIH seguirán como la mayor fuente de ventas del grupo, y la compañía seguirá con su fuerte inversión en investigación y desarrollo. Pero dijo que la nueva estructura ofrecerá un crecimiento más sustentable y se beneficiará de la creciente demanda de productos de cuidados de salud asequibles en el mundo en desarrollo.

Personas cercanas al grupo dijeron “que la dirección no se engaña sobre la necesidad de dar resultados” sobre las promesas de crecimiento y reducciones de costos en los próximos 18 meses.

Andrew Baum, de Citigroup, dijo que era “justificable”, pero lamentó los esfuerzos “poco originales” de la compañía para reactivar su desarrollo de medicamentos. Gregg Gilbert, de Deutsche Bank, dijo que GSK puede quedar vulnerable para una adquisición de la estadunidense Pfizer.