Eficiencia y confianza, las ventajas del bitcoin

Cualquier usuario del sistema puede consultar la historia completa de las transacciones y saber el origen y destino de cada moneda.
La paridad con el peso mexicano.
La paridad con el peso mexicano. (Especial)

México

Ante el creciente uso de monedas electrónicas, como bitcoin y litecoin, académicos en temas económicos y en tecnologías de la información afirman que si bien la eficiencia y la confianza son las principales ventajas de estas monedas, debe reconocerse que usarlas aún no es del todo seguro.

De acuerdo con un análisis técnico y de funcionamiento del bitcoin que realizó el Instituto Tecnológico de la Comunicación de España, hay diferentes fortalezas de estas monedas que deben tomarse en cuenta, entre ellas la confianza distribuida.

Explica que en los modelos tradicionales de manejo del dinero, la confianza es depositada por completo en una autoridad o entidad que controla toda la información, mientras que en el bitcoin, al no existir esta autoridad, la información es gestionada por todos los usuarios.

“De esa forma, siempre y cuando más de la mitad de los usuarios del sistema sean honestos, las normas establecidas por el sistema no podrán saltarse por ninguno de los usuarios deshonestos”, se explica en el documento.

Otra de las fortalezas son los incentivos, pues mientras no se llegue al límite de 21 millones de bitcoins, cuando alguien construye un nuevo bloque de estas monedas es recompensado con una cantidad predefinida, lo que incentiva a otros usuarios para que soporten la red y con ello se define una manera de crear y distribuir monedas, pues no existe una autoridad central que las acuñe.

Los incentivos pueden también proporcionarse por la validación de transacciones, de forma que el usuario que crea un bloque válido recibe una comisión  del saldo involucrado en la transacción validada.

Una fortaleza más de los bitcoins es su fuerte sistema criptográfico asimétrico y de algoritmos robustos, que garantizan la integridad del sistema; sin embargo, dado el rápido avance tecnológico se debe pensar que lo que hoy es seguro, tal vez no lo sea mañana.

La escalabilidad también puede considerarse una fortaleza, pues al funcionar con comunicaciones de persona a persona, su crecimiento se basa en la adhesión a la red de nuevos nodos, aunque el crecimiento puede también ser un problema por la enorme cantidad de información para almacenar que se genera.

La última fortaleza encontrada por el Inteco es la transparencia, ya que cualquiera puede consultar el histórico completo de las transacciones y saber origen y destino cualquier moneda en concreto, pues se puede, por ejemplo, marcar monedas robadas o que hayan participado en actividades ilícitas, de forma que se puede rechazar su uso.

Sin embargo, el estudio también detectó debilidades que se han hecho evidentes desde que nació el bitcoin en 2009, la primera es la vulnerabilidad, que ha sido explotada por usuarios maliciosos para su beneficio, ya sea para el robo o el aumento en la producción de la moneda, lo que provoca el mal funcionamiento de la red.