Educación Dual debe ser supervisada: Linamar

Salvador Gómez, Gerente de recursos humanos afirmó que en teoría el modelo es bueno, pero requiere que se garantice la práctica del trabajo ya que existe desfase entre la escuela y las empresas.
Salvador Gómez, Gerente de recursos humanos de Linamar.
Salvador Gómez, Gerente de recursos humanos de Linamar. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

El Modelo de Educación Dual debe tener una supervisión que garantice su eficiencia.

Con una base de al menos 25 universitarios, que realizan sus prácticas profesionales de diferentes universidades al interior de la empresa Linamar, Salvador Gómez, gerente de Recursos Humanos, aseguró que en la teoría el Modelo de Educación Dual es muy bueno.

Sin embargo, se requiere que se garantice en la práctica una supervisión y evaluación precisa del trabajo que realizan los universitarios en las empresas.

"El Modelo de Educación Dual, como teoría se ve bastante bien, pero en si en una práctica profesional en muchos sentidos se abandona al estudiante".

"Considero que sí hay cierto desfase en la vinculación entre escuela y empresa, aunque esto depende cada Institución, ya que nosotros en Linamar sí tenemos esa conexión más rápida, aunque no hay que atribuirle todo a la universidad, creo que es parte de una responsabilidad entre empresa y gobierno de manera compartida".

A título personal, expuso que las empresas evolucionan de una forma mucho más rápida que las universidades, de tal manera que no pueden ir de la mano con los requerimientos productivos, y no se puede por lo tanto, hacer la vinculación real con los planes de estudio.

"Vemos seguimiento que se le da al joven, de acuerdo a la experiencia de los practicantes que tenemos".

"Es necesario que las universidades estén ocupadas de sus estudiantes, tengan un vínculo con las empresas y vemos diferencia en determinada universidad con otra, en cuanto al seguimiento que se da".

Mencionó el caso en que los alumnos terminaron antes de tiempo las horas de prácticas y se les critica el que lo hayan hecho antes del tiempo programado, no mostrando flexibilidad en ese sentido.

"Este es un proceso más largo con una responsabilidad mucho más fuerte, porque se le dará un grado a un muchacho que pasará 2 años en la empresa", de ahí que resaltó la importancia del seguimiento y la supervisión de los jóvenes.