Ecuador elevará impuestos a alcohol y comida rápida

El presidente Rafael Correa argumenta que favorecerá la producción de los alimentos tradicionales.
Además de los licores, se endurecerá el gravamen al tabaco.
Además de los licores, se endurecerá el gravamen al tabaco. (Pablo Cozzaglio/AP)

Ecuador

Cualquier que haya seguido los acontecimientos en Ecuador sabrá que su intenso presidente, Rafael Correa, nunca evita las confrontaciones, como bien saben periodistas, banqueros y tenedores de bonos, entre otros.

Al parecer ya encontró otro objetivo: la comida rápida y otras amenazas para la salud, como el alcohol y los cigarrillos, por lo que quiere aumentar los impuestos. De acuerdo con el presidente de izquierda, la acción también “favorecerá la producción de alimentos (ecuatorianos), nuestra gastronomía”.

La propuesta de ley aún está en sus primeras etapas. Pero si llega al Congreso, deberá ser aprobada, ya que la alianza gobernante de Correa tiene mayoría en los escaños.

Es poco probable que con esto se logre un gran cambio, pues varios alimentos locales también contienen mucha grasa. Es más probable que la motivación de Correa sea un deseo de llenar un hueco en el financiamiento de su gobierno. El año pasado el déficit fiscal fue de 4.7% del PIB, de acuerdo con Standard and Poor’s.

Para Correa, un economista educado en EU, hay una compensación directa para los usuarios de los servicios de salud de Ecuador.

“Si quieres enfermarte, ese es tu problema. Estamos en un país libre. Pero, por lo menos, paga un poco más para que podamos cuidar de ti más adelante. Hablamos de un impuesto en cigarrillos, licores y comida chatarra para evitar que la gente consuma en exceso esos bienes que afectan su salud”.

Con el gobierno de Correa la economía ha crecido a una tasa promedio anual de 4%. Los salarios han aumentado y la cantidad de personas que viven en pobreza ha caído. La inflación es relativamente baja, un poco por arriba de 4%. El FMI espera que el PIB crezca 4.2% este año.

El resultado es que más personas tienen dinero en el bolsillo, y muchos han caído en la tentación de las hamburguesas. Como lo expresó Correa, Ecuador está pasando de “los problemas de la pobreza a los de la opulencia”, añadiendo que, “la gente está muriendo por la mala alimentación, no por la falta de alimentación”.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, tres de cada 10 niños en edad escolar, dos de cada 10 adolescentes y dos de cada tres ecuatorianos entre los 19 y 59 años de edad son obesos o tienen sobrepeso

A pesar de las recientes protestas, Correa sigue siendo popular después de siete años en el gobierno y podría ganar por cuarta ocasión una elección presidencial en 2017 si una controvertida propuesta de ley se lo permite.