Economía se fortalece con nuevas inversiones: banqueros

El presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México, Alberto Gómez Alcalá, dijo que la llegada de nuevas empresas aumenta la competitividad y posicionamiento del país en el mundo.
Tipo de cambio.
La economía mexicana se fortalece con los nuevos inversionistas (Milenio Digital)

Ciudad de México

La confianza en la economía mexicana "se está afianzando" y se refleja en la llegada de nuevos jugadores al país dentro del sistema financiero y otros sectores, consideró el presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México (ABM), Alberto Gómez Alcalá.

Comentó que estos nuevos bancos siguen la dinámica de las empresas de sus países que va en aumento y ahora llegan inversionistas de Asia, Europa y Norteamérica, lo cual es una buena noticia.

Ello habla de la competitividad y posicionamiento que tiene el país y refleja la diversificación de las fuentes de financiamiento, destacó el directivo.

"El gran tema es la señal que manda de que se está afianzando la perspectiva favorable de la economía mexicana", dijo al destacar que, de acuerdo con el consenso de los analistas de los grupos financieros, "el crecimiento de la economía será de 2.5 por ciento este año".

Además, la banca comercial mantendrá su desempeño de tres veces el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), así "las condiciones están puestas para que la relación de al menos tres a uno se mantenga también este año; sí lo vemos bastante factible", opinó.

El también director corporativo de Asuntos Institucionales, Estudios Económicos y Comunicación de Banamex indicó que el sector financiero también contribuye a la diferenciación que tiene México en el exterior.

"La llegada de nuevos bancos con nuevas nacionalidades, de otras regiones que vienen a complementar el menú que ya teníamos de atención en México, es una excelente noticia y es una buena manera de comprobar la diferenciación que tiene México y la expectativa favorable de crecimiento", insistió.

Mencionó que en medio del entorno complejo a nivel internacional, México ofrece un contraste muy importante por dos cuestiones: el ritmo de crecimiento que muestra la banca y su solidez macroeconómica.

Refirió que "una gran diferencia es que la banca en México está creciendo porque se aprendieron muy bien las lecciones del pasado, en donde también tuvimos nuestros episodios críticos; dentro de esas lecciones está toda esta capitalización y prudencia que está incorporada en el marco normativo, como en el marco regulatorio y en el accionar de los bancos".

El presidente ejecutivo de la ABM consideró que existe "una mancuerna que la verdad es envidiable", porque se tiene una banca capitalizada y muy dinámica, además de que la reforma financiera ya está dando frutos, y hay mucha más transparencia desde el punto de vista de los clientes y los usuarios.

Agregó que también hay un ambiente de competencia reforzado y se tiene una agenda complementaria con la banca de desarrollo; "tenemos muy buenas noticias, todas en el buen sentido de permitir más crédito y más barato y esto es uno de los grandes activos que tiene el país". argumentó.

Además, añadió, el país también tiene solidez macro que se ve reforzada con los anuncios que dieron a conocer la Secretaría de Hacienda y el Banco de México y una integración productiva con Estados Unidos.

No obstante, reconoció que los pendientes de la banca comercial no cambiaron en los últimos años, por lo que se requiere "aumentar la profundidad financiera del país en todo, necesitamos aumentar el crédito y el ahorro, necesitamos aumentar la transaccionalidad".

Indicó al respecto que las instituciones tienen que ser más eficientes desde el punto de vista de los medios de pago, de preferencia incorporar más y nuevos dispositivos tecnológicos con la banca digital, entre otros, porque "hemos caminado, tenemos avances muy importantes, pero también el reto es muy grande".

En este sentido, añadió que para hacer que está agenda de la banca avance más rápido se requiere tener un crecimiento más alto, porque con ello hay más demanda de crédito.