Peña Nieto y Rousseff amplían cooperación

Se trata de las dos principales potencias económicas de AL; “no podían estar de espaldas una con la otra”: presidenta de Brasil.
Visita de Estado de la presidenta Dilma Rousseff a México.
Visita de Estado de la presidenta Dilma Rousseff a México. (Javier García)

México

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró que las relaciones con México entran en una nueva fase, de mayor acercamiento entre las dos principales potencias económicas de América Latina; “ambos no podían estar de espaldas uno con el otro”.

En el contexto de la visita de Estado de la mandataria, el presidente Enrique Peña Nieto y Rousseff atestiguaron la firma de varios acuerdos para actualizar y modernizar la cooperación entre ambos países. Con ello los gobiernos de México y Brasil acordaron dar un salto cualitativo y abrir un nuevo capítulo en la relación bilateral.

Luego de una reunión bilateral, Peña destacó que México y Brasil establecieron “profundizar el Acuerdo de Complementación Económica 53”, ampliar el universo arancelario con preferencias para incluir nuevos productos agrícolas e industriales.

“Buscaremos aumentar los niveles de preferencia para las mercancías que este acuerdo ya cubría, y se incluirán nuevos capítulos en materia de servicios, comercio electrónico y propiedad intelectual, entre otros”, dijo Peña.

Un objetivo es duplicar el intercambio comercial, que por ahora suma 9 mil 200 millones de dólares, en menos de una década.

Otro instrumento signado fue un Acuerdo de Cooperación y Facilitación de las Inversiones, que da mayor certidumbre a inversiones recíprocas.

Expresó su reconocimiento a Rousseff por su disposición para signar el acuerdo, el primero de esta naturaleza que celebra Brasil en el continente.

Por otra parte, en una reunión empresarios de ambos países demandaron reglas más claras y mecanismos que sean complementarios para facilitar el intercambio de mercancías.

“Hace falta que haya certidumbre y confianza en los sectores productivos, para quitarnos los fantasmas”, dijo Rafael Nava, presidente para Sudamérica del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior.

En ese sentido, Jorge Vallejo, director de relaciones comerciales con gobiernos de América Latina de Nissan Mexicana, pidió que la apertura comercial en el sector automotor con el mercado brasileño sea en un año y no en cuatro, como está previsto en el Acuerdo de Complementación Económica número 55.

Ricardo Treviño, titular de Agace-SAT Aduanas, comentó que el comercio con Brasil es de 9 mil millones de dólares, por lo que es necesario un acuerdo de facilitación aduanera, para trabajar con certificados de origen y facturas electrónicas.