Dólar caro brinda más pesos a las empresas

El tipo de cambio no ha sido factor determinante en la ligera disminución en el comercio exterior, vivida durante 2015.
Firmas exportadoras se han beneficiado con la actual paridad.
Firmas exportadoras se han beneficiado con la actual paridad. (Cortesía )

Tampico

En el balance comercial de 2015, comparado con el año anterior, más que el tipo de cambio peso-dólar, lo que provocó algo de inestabilidad fue la situación
ocurrida en China, mientras que los exportadores mexicanos se beneficiaron al recibir más pesos por sus ventas.


Por otra parte, los más afectados han sido los comercios del Valle de Texas, quienes han recibido menos consumidores mexicanos, y de los cuales dependen en gran medida.

Por ende, la afectación a México ha sido menor.


"Al cierre de 2015, con respecto a los resultados de comercio total de 2014, bajó un poco, no tan sensiblemente, lo cual nos dice que un componente importante siempre será el tipo de cambio peso-dólar.


"Pero el tipo de cambio no ha sido un factor determinante en esa ligera disminución al comercio exterior mexicano de 2015.

El tema va más relacionado con la desestabilización económica de China, pero se están recuperando bien las corporaciones mexicanas".


José Santana Zúñiga indicó que la parte interesante de un proceso de deslizamiento del tipo de cambio, no tanto de una devaluación, es que las empresas
exportadoras se ven altamente beneficiadas porque en términos de captación de pesos mexicanos, pueden seguir vendiendo al mismo precio en dólares, solo que se les pagará más convertido a pesos.


“Por eso siempre las devaluaciones tienden a favorecer mucho a la balanza comercial en el sector de exportaciones, y tienden a
desacelerar las importaciones porque se encarecen.

Si lo que se comprará cuesta lo mismo en dólares pero debe desembolsar más pesos, eso desalienta la posibilidad de importar.

Uno se da cuenta en las filas de coches de quienes desean ingresar a Estados Unidos, las cuales han disminuido drásticamente.


“La actividad económica del Valle de Texas, hay cada vez hay menos mexicanos comprando; han hecho cualquier cantidad de estrategias, como aceptar pesos en sus comercios, pero en esa simbiosis entre ambas economías, la del sur de Texas depende en gran medida del mercado mexicano”.


Apuntó que cuando hay devaluaciones sufren los comerciantes texanos, porque baja el número de consumidores y aumentan las exportaciones por el tipo de cambio.


“Es el juego tradicional de la balanza comercial, donde se ve lo que exporta menos lo que importa, y hoy se ha mantenido ligeramente menor.

Esperemos que las condiciones se vayan recuperando”.