Dólar rompe techo de los 19 pesos en bancos

Una eventual salida de Reino Unido de la zona euro y la posibilidad de que Donald Trump gane la presidencia de EU causan volatilidad en el tipo de cambio, según BBVA Bancomer.

México

Ayer, el tipo de cambio superó la barrera de los 19 pesos por dólar, debido a la tensión que genera el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que se dará a conocer mañana, cuando se sabrá si eleva su tasa de interés de referencia, así como al referendo en Reino Unido, el 23 de junio, en el que se decidirá si continúa en la Unión Europea.

En sucursales bancarias el tipo de cambio se vendió en 19.10 pesos por dólar, por arriba de los 18.95 del viernes, mientras que en operaciones al mayoreo alcanzó un máximo de 18.85 pesos, el nivel más alto desde febrero pasado, para cerrar en 18.81 pesos, 16 centavos más caro que la sesión anterior.

El área de análisis de Grupo Financiero Invex señaló que la tendencia negativa de los mercados se dio ante un nuevo episodio de mayor aversión al riesgo de los inversionistas, que se mantienen expectantes sobre el referendo en Reino Unido y al anuncio de política monetaria de la Fed.

Explicó que el mercado de futuros de Chicago asigna una probabilidad de 2 por ciento para un alza en la reunión de la Fed de mañana, y para la de julio la aumenta a 21 por ciento.

Banco Base, por su parte, indicó que las presiones contra el peso y el refortalecimiento del dólar frente a sus principales cruces están relacionados directamente con el nerviosismo por el referendo en Reino Unido, puesto que las encuestas más recientes muestran una mayor preferencia por que el país abandone la Unión Europea.

Detalló que las implicaciones de un Brexit van más allá de la estabilidad económica de Reino Unido en el mediano plazo, pues también se pondría en riesgo la estabilidad política de la Unión Europea, en tiempos en que la lenta recuperación económica ha generado inconformidad entre la población de varios países que la integran y movimientos políticos con tendencias nacionalistas en Alemania, España y Francia, entre otras naciones.

En cuanto al crudo, éste registró pérdidas, pese a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo estima que el mercado estará más equilibrado hacia finales de año, debido a la reducción de la producción de naciones no integrantes de esa agrupación.

La mezcla mexicana se cotizó en 40.77 pesos por dólar, lo que representó una pérdida intradía de 0.9 por ciento; el estadunidense West Texas Intermediate se vendió en 48.50, un caída de 0.78 por ciento; y el Brent del Mar del Norte, de referencia en Europa, retrocedió 0.38 por ciento, al cotizarse en 50.35 dólares.

Factores globales

Debido a importantes factores externos, en los siguientes meses los mercados financieros internacionales continuarán enfrentando episodios de alta volatilidad que pueden afectar al peso, señaló el área de estudios económicos de Grupo Financiero BBVA Bancomer.

Carlos Serrano, economista en jefe de la institución, destacó que la posible salida de Inglaterra de la eurozona y la candidatura a la presidencia de Estados Unidos del empresario Donald Trump mantienen nerviosos a los inversionistas de todo el mundo.

“Mientras esté la incertidumbre de la salida de Inglaterra y la posibilidad de que el señor Trump pueda ganar la presidencia estadunidense, vamos a ver volatilidad en el tipo de cambio. Habrá que estar acostumbrados a algunos meses de volatilidad por estos dos escenarios”, apuntó.

Serrano dijo que los mercados financieros afrontan más volatilidad de la que se observaba hace un par de años, cuando la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos comenzó a dar señales de que estaba apunto de incrementar sus tasas de interés.

El especialista del banco español precisó que pese al complicado entorno económico mundial, México ha logrado resistir gracias a que cuenta con fortalezas importantes como son sus fundamentales macroeconómicos y el dinamismo que registra su motor de consumo interno.

Recordó que el país ha resistido de buena manera dos golpes externos importantes, uno los bajos precios internacionales del petróleo y otro la desaceleración del sector manufacturero de Estados Unidos.

“Han sido dos golpes importantes para México, pero el consumo interno ha mostrado un dinamismo muy importante”, dijo.

Respecto a una posible salida de capitales de los mercados emergentes derivado del alza de tasas en Estados Unidos, Carlos Serrano apuntó que las probabilidades de que pase en México son bajas, toda vez que hay espacio para que al Banco de México vaya en sincronía con la Fed.

“México está bien posicionado para enfrentar la subida porque las tasas están bajas y aún hay espacio para subir sin que se traduzca en escenarios de menor crecimiento. El Banxico subirá en sincronía con la Fed de modo que la diferencia permanezca, eso disminuirá la salida de capitales”, explicó el especialista.

Finalmente, estimó que el tipo de cambio culminará el año entre 17.9 y 18 pesos por dólar, mientras que la inflación lo hará por debajo de 3 por ciento.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]