Devaluación del yuan golpea a peso y Bolsa

El Banco de México inyecta 373 mdd para frenar el deslizamiento; el secretario de Hacienda señala que la moneda nacional es de las menos afectadas por la decisión del gobierno chino.
En la jornada de ayer el dólar varió entre 16.35 y 16.65 pesos.
En la jornada de ayer el dólar varió entre 16.35 y 16.65 pesos. (Héctor Téllez)

México

El Banco de México volvió a utilizar su arsenal para calmar la volatilidad del tipo de cambio, luego que el peso se depreciara casi 20 centavos durante la jornada cambiaria del martes y se vendiera hasta en 16.65 pesos en ventanillas bancarias, por lo que subastó 373 millones de dólares. La depreciación fue atribuida, en parte, a la decisión del Banco Central de China de devaluar el yuan, hecho que también afectó al mercado accionario.

En este contexto, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que a pesar de la turbulencia que generó “la sorpresiva depreciación de la moneda china”, el peso es de las monedas menos afectadas con respecto a otros mercados, no solo de países emergentes, sino incluso de algunos países desarrollados.

Ante el desliz inicial del peso, el Banxico subastó 200 millones de dólares con precio mínimo, de los que asignó 173 millones. Esta subasta se activa cuando el peso se deprecia uno por ciento con respecto a la última jornada; el Banxico precisó que el peso perdió 0.98 por ciento de su valor con respecto al dólar en el tipo de cambio al mayoreo (Fix), que llegó a niveles de 16.37 y finalizó en 16.32 pesos, con respecto a los 16.16 de la jornada anterior.

El banco central también subastó 200 millones de dólares diarios sin precio mínimo. Por tanto, en total se inyectaron 373 millones de dólares para evitar fluctuaciones abruptas en el tipo de cambio. La institución indicó que la reserva internacional ha disminuido en mil 41 millones de dólares como resultado de estas subastas de dólares con y sin precio mínimo. Así, las reservas suman 189 mil 718 millones de dólares.

El Banco de México anunció a finales de julio que aumentaría de 52 a 200 millones de dólares su subasta diaria para disminuir la volatilidad en el tipo de cambio y además subastaría 200 millones con precio mínimo cuando el tipo de cambio aumente uno por ciento con respecto a la jornada anterior.

Aunque la iniciativa privada advierte presiones en precios de insumos importados por el tipo de cambio, Banxico y Hacienda descartan que el encarecimiento del dólar se haya trasladado a un aumento generalizado en los precios por el incremento de productos importados.

En una entrevista radiofónica, Videgaray dijo que “el difícil entorno internacional se presenta cuando México tiene la inflación más baja en su historia, de 2.74 por ciento en julio de este año. El empleo crece, el desempleo baja” y se tienen cifras al alza de la producción de manufacturas y datos positivos del consumo.

De hecho, el gobierno federal espera que el aumento en los precios se mantenga en el objetivo de Banxico de 3 por ciento más/menos un punto porcentual.

EFECTO DOMINÓ

El índice de Precios y Cotizaciones (IPC), principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores, presentó una caída de 2.08 por ciento, en relación con el cierre del lunes, lo que implicó el mayor retroceso desde enero pasado. La devaluación del yuan también generó una caída de 1.21 por ciento en Wall Street.

El West Texas Intermediate (WTI) de EU cayó 3.8 por ciento, al cotizarse en 43.25 dólares por barril; el Brent del Mar del Norte, de referencia en Europa, se vendió en 49.22 dólares, lo que implicó un retroceso de 2.36 por ciento, y la mezcla mexicana se ubicó en 40.37 dólares.

Esto en un contexto donde el Banco Central de China colocó la tasa de referencia diaria en 6.2298 yuanes por dólar, frente al nivel de 6.1162 del día anterior, lo que representó un ajuste de 1.86 por ciento, el más alto desde 2005, lo que provocó la mayor caída de la moneda asiática desde 1994.

El área de análisis de Banco Base indicó que la decisión de China redujo el apetito por riesgo de los inversionistas, lo que favoreció al dólar de forma en el mercado cambiario, a la par de la demanda de activos libres de riesgo como bonos del Tesoro; en consecuencia, los mercados también perdieron altura de forma acelerada.

Videgaray dijo que la modificación al yuan tiene una mayor afectación en los países con más comercio con China y como el principal socio comercial de México es Estados Unidos, “nuestra afectación es claramente más limitada”, afirmó, añadiendo que los movimientos que generó la depreciación del yuan a escala global contrastan con las noticias positivas en la economía mexicana.

Ante la posibilidad de que la inestabilidad del peso frente al dólar se mantenga durante los próximos meses, los empresarios deben evitar adquirir deudas con tasas de interés variable o en dólares, indicó la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo.

El presidente del organismo, Enrique Solana Sentíes, señaló que en caso de que las empresas requieran tomar pasivos en divisa americana, éstos deben adquirirse con coberturas cambiarias.

El dirigente dijo que estas deudas pueden convertirse en “un dolor de cabeza” a muy corto plazo, por lo cual deben evitarse, y de ser posible, también se debe anticipar el pago de las que ya se tienen comprometidas.

Solana Sentíes explicó que las empresas ya están presionadas por el impacto que está generando el tipo de cambio en sus costos y precios, por lo que es recomendable analizar la búsqueda de nuevos proveedores y productos de origen nacional que, les permitirá reactivar el mercado.

EL DATO

Ante el desliz del peso, el Banxico subastó200mdd con precio mínimo, de los que asignó 173 millones, además de los 200 mdd diarios sin precio mínimo.