Detecta "Tec" 8 "clusters" motores del desarrollo

Los conglomerados de empresas interconectadas en una cadena productiva para la competencia son utilizados para impulsar el crecimiento económico de las regiones.

México

El Tecnológico de Monterrey identificó ocho clusters estratégicos para el desarrollo de México, los cuales tienen presencia internacional en todos o en algunos de sus productos.

Los clusters son concentraciones de empresas e instituciones interconectadas en un campo particular para la competencia; en años recientes se han empleado para impulsar el desarrollo económico de una región, señala el estudio "Identificación de oportunidades estratégicas para el desarrollo de México", realizado por el EGAP Gobierno y Política Pública y el Instituto para el Desarrollo Regional del Tecnológico de Monterrey.

El estudio reveló que los clusters que destacan son el de autos, productos electrónicos, productos de plástico y hule, servicios turísticos, procesamiento de minerales no metálicos y combustibles, alimentos, productos químicos, y obtención y procesamiento de minerales metálicos.

Amado Villarreal, director del Instituto para el Desarrollo Regional, explicó que este documento permite definir sectores estratégicos para orientar la política pública y la industrial del país.

En conferencia, explicó que el desarrollo regional es el resultado de un efecto multiplicador de dos factores: el de las iniciativas empresariales innovadoras y el del entorno económico competitivo.

El reto de este trabajo es cómo crear las mejores condiciones de inversión, orientarlas adecuadamente a sectores que están demostrando ser competitivos, especializados y, adicionalmente, que tienen peso económico y que pueden ser sectores de arrastre del resto de la economía nacional, comentó Villarreal.

El estudio, que estuvo apoyado por la empresa Femsa, también destaca como elemento central de creación de valor la innovación, basada en el conocimiento, lo cual es el principal reto para el país.

La economía de Estados Unidos ha establecido estrategias muy concretas para hacer cadenas productivas en la manufactura, que eventualmente se fueron primero a América Latina y después a Asia.

Creatividad

"Están tratando de ser creativos, porque reconocen que con la
manufactura es posible generar mayor innovación y eso permite tener productos de mayor valor y, por lo tanto, esto se asocia con empleos de mayor valor", indicó.

Aclaró que esta orientación de darle un mayor peso a la manufactura no solo la tiene la economía estadunidense, sino otras economías avanzadas del mundo, para, sobre ella, definir planes concretos de desarrollo e innovación, incorporar a las universidades y vincularlas también con las empresas.

Para Francisco Suárez, director de Sustentabilidad y Responsabilidad Social de Femsa, el concepto de valor compartido tiene mucho que ver en este documento.

"Si las comunidades están bien, las empresas están bien, y viceversa. La reflexión es si las regiones no están bien, las compañías no lo están y es por lo que estamos apostando a este tipo de investigación tan importante y necesaria para México", dijo.

"Las alianzas son determinantes para que el país pueda salir adelante, requerimos trabajar juntos, el gobierno, el sector privado, la academia, las organizaciones no gubernamentales y los emprendedores, entre otros", comentó el directivo de Femsa.

Con relación a la reforma fiscal, para Amado Villarreal esta propuesta, lejos de buscar una mayor eficiencia y hacer crecer el valor económico, pone componentes que limitan el potencial de crecimiento.

Ataque a la pobreza

"La mejor manera de atender la pobreza es hacer crecer al país; cuando ponemos medidas que eventualmente pueden cambiar el horizonte o la expectativa de crecimiento inhiben la inversión. En el caso de la política energética, consideramos que va en la dirección adecuada en términos de invertir más; sin embargo, es importante analizar cuáles serán los efectos, quiénes son los nuevos actores que jugarán en una industria del petróleo parcialmente abierta a la inversión, para no caer en otro tipo de ineficiencias de mercado", reflexionó.

Tenemos que tomar en cuenta cómo se hará el proceso de apertura de inversión, el cual tiene que ir agregando a los diferentes eslabones de la cadena productiva; que no solamente sean empresas que ya están acostumbradas a participar ahí, sino que incorporen pequeñas y medianas, que dada la complejidad del sector no está del todo claro, por lo que hay que conocerlo con mayor detalle.

El director del Instituto para el Desarrollo Regional del Tecnológico de Monterrey dijo que si bien el país requiere más carga fiscal como otros países, también tiene que responder con un gasto más eficiente y las tendencias en general es que haya un pacto con la sociedad, es decir, recaudar más, pero que el gobierno tenga claro para qué lo requiere y, adicionalmente, ese pacto tiene que hacer más eficiente el sistema y, desde luego, no inhibir el desarrollo económico, aunque sea temporalmente.

"El reto es hacer crecer; queremos más ingresos fiscales, los podemos tener a través de un mayor crecimiento económico; muy probablemente no tendremos más recursos porque la expectativa no será de mayor crecimiento económico fuerte, sostenido, para lo que debe estar creciendo el país, en lugar de estar hablando de tasas de 1.8 por ciento, debemos hablar de tasas mucho mayores", opinó el experto.

Competencia global

-"El rol principal que consideramos debe tener el gobierno, en términos del diseño de la política industrial, es crear la infraestructura económica y estratégica adecuada", señaló el Instituto para el Desarrollo Regional.

-El objetivo de estos apoyos es permitir que los sectores productivos tengan las mismas condiciones de competencia global.

-El desarrollo económico del país, basado en sus regiones, puede ayudar significativamente a la reducción de la pobreza, "siempre y cuando estemos pensando en crear un conjunto de políticas que promuevan la creación del valor, de empresas y de riqueza".


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]