Despacho Santos-Elizondo jugó doble papel con Estado

Mientras el despacho jurídico defendía a un particular en contra del Gobierno del Estado, por otro lado participó en el contrato firmado por la administración del Rodrigo Medina y Kia Motors.
Orientó las negociaciones de Kia.
Orientó las negociaciones de Kia. (Archivo)

Monterrey

Mientras el despacho jurídico Santos-Elizondo defendía a un particular en contra del Gobierno del Estado, por otro lado el mismo bufet de abogados participó en el contrato firmado por la administración del ex gobernador Rodrigo Medina y Kia Motors.

Documentos en poder de MILENIO Monterrey, dan a conocer que Adrián Martínez Garza, socio de Inveregio, empresa del consorcio Torre Cívica, comenzó a través de Santos-Elizondo en 2010 un juicio mercantil en contra de José Amarante Zertuche, accionista del grupo inmobiliario, el Gobierno del Estado y otros actores por permitir presuntamente integrar una firma falsificada dentro de un contrato requerido para edificar la Torre Administrativa.

En la demanda, Martínez Garza advierte que Amarante Zertuche supuestamente falseó la firma de Martínez Garza dentro de un convenio en una sesión del Consejo de Administración de Inveregio, el 2 de junio de 2008, en donde se dio un otorgamiento de poderes al titular del consorcio para un fideicomiso de garantía, donde participó la constructora Andrade Gutiérrez, Eduardo Maccise Duayhe, Credit Suisse y el Grupo Financiero HSBC, lo cual era necesario para que se otorgara financiamiento privado para la edificación de la Torre Administrativa.

Según los últimos documentos del litigio, el proceso de defensa continúo hasta finales del año pasado y se dio de baja el 23 de octubre de 2015, días después de que Jaime Rodríguez Calderón se convirtiera en el nuevo gobernador.

Al mismo tiempo que el bufet defendía el caso contra el Estado de la mano de Adrián Martínez en los años de 2010 a 2015, el despacho se dedicó a asesorar en 2014, un año antes de que se diera de baja el juicio mercantil, el convenio realizado entre el Gobierno de Rodrigo Medina y Kia Motors.

Archivos periodísticos exponen que el despacho de la familia del coordinador ejecutivo del Estado, Fernando Elizondo, representó al Gobierno Estatal y por parte de Kia Motors, empresa recientemente instalada en el municipio de Pesquería, participó la firma de abogados Ashurst, el cual es presidido por Ben Tidswell, especializado en disputas financieras, litigios antimonipolio y comerciales.

Si bien el secretario de Economía, Fernando Turner, publicó en noviembre de 2015 el convenio de carácter confidencial que se firmó entre el Gobierno de Medina, Kia Motors y Pesquería, en Facebook la publicación no se encuentra disponible.