Desiertos, restaurantes en Plaza de la República

La liberación del circuito vial en la zona dio un respiro a los negocios, pero no fue suficiente.
Cafetería Don Porfirio.
Cafetería Don Porfirio. (Claudia Guadarrama)

México

Pese a las promociones del Buen en Fin, los restaurantes y cafeterías de Plaza de la República lucieron desiertos. Ni el café caliente al 2x1 en Don Porfirio, o la copa de vino gratis, más 10 por ciento de descuento en consumo en el Correo Español lograron atraer a los comensales a la zona del Monumento a la Revolución, que permanece tomada por el plantón de la CNTE desde el pasado 13 de septiembre.

Los administradores y encargados de diversos negocios de la zona coincidieron en que la liberación del circuito vial de Plaza de la República dio un respiro a los establecimientos, pues la clientela, principalmente oficinistas de la zona, aumentó durante la semana hasta 50 por ciento, en algunos casos.

Sin embargo, ayer la ocupación de la explanada del monumento impidió que el sitio fuera visitado como un lugar de recreo, la vialidad en el circuito es constante, pero la zona solo es de tránsito y no se observan turistas o familias que acudan como parte de actividades de esparcimiento.

“La liberación de la vialidad y el Buen Fin nos benefició el viernes, pero ahorita (ayer) nos agarra el fin de semana y no hay gente, porque el Monumento es el atractivo de la zona y todos los maestros están arriba (de la explanada), no hay eventos culturales como cada ocho días (…) En lo que va del día no ha habido movimiento”, señaló Daniel Rodríguez, encargado de Los Bisquets de México.

El restaurante El Correo Español, que desde esta semana cuenta con servicio de valet parking, luce desolado, como en las semanas en que las carpas de la CNTE bloqueaban sus accesos sobre la calle Gómez Farías.

Por primera vez, desde hace dos meses, La Soldadera abrió en sábado, pero apenas una mesa fue ocupada por una pareja, a diferencia del resto de la semana, en que ya ingresaron más comensales.

“¡Mal, mal! Ya lo esperábamos y pues vamos a dejar desde este sábado en adelante 10 por ciento de descuento. Es el primer sábado, pero va muy lento y desde que abrieron el circuito sí se vio el cambio, habíamos trabajado con 15 por ciento, llegamos a  50, vamos llevando un buen margen de recuperación”, señaló Arnulfo Mendoza, administrador del restaurante.

En Crisanta la recuperación se notó desde el viernes, cuando tuvieron un grupo de jazz y un dj para un lleno del local.