Descartan que reforma financiera sea amenaza para bancos

Analistas de Mood's señalan que la reforma exhorta a que la banca de desarrollo asuma mayores riesgos con el fin de impulsar el crecimiento económico del país.

Monterrey

Analistas de la calificadora Mood's señalan que la reforma financiera que entró en vigor en este año no constituye una gran amenaza para acreedores privados e insta a que la banca de desarrollo (Nafin, Bancomext y Banobras) asuma mayores riesgos con el fin de impulsar el crecimiento económico del país.

Un reporte emitido por la agencia calificadora indica que través de la expansión de la oferta de créditos a las Pymes, así como también a estados y municipios, se requiere que la banca de desarrollo inicie su fase de expansión de financiamiento.

"El plan de desarrollo nacional impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto insta a los tres bancos de desarrollo más grandes del país a asumir mayores riesgos con el fin de impulsar el crecimiento económico".

El plan a utilizar de la banca de desarrollo para incorporar a los municipios y compañías que operan mayormente en la economía informal al sistema bancario formal, es uno de los seis objetivos principales de la estrategia de desarrollo económico anunciada por el gobierno el año pasado, subraya el reporte de Moody's.

Y menciona que la estrategia del gobierno tiene como intención que los bancos de desarrollo cooperen con el sector privado y no que compitan con ellos.

Consecuentemente, a largo plazo, los bancos comerciales posiblemente se beneficiarán al igual que los bancos de desarrollo, a medida que nuevos prestatarios desarrollan antecedentes crediticios y mejoran sus perfiles de riesgo.

Los analistas de la agencia calificadora refieren que si bien los mercados de Pymes y municipios ofrecen un potencial de crecimiento significativo, la informalidad de ambos sectores no conducirá a una expansión considerable de los créditos bancarios en este momento.

Mencionaron que las prácticas contables de la mayoría de las compañías que operan dentro de la economía informal en cierta medida carecen de transparencia, y en los municipios rurales más pequeños en los cuales existe un grado de informalidad alto se han registrado dificultades en las prácticas de recaudación fiscal, factor que ha tenido peso en sus niveles de calidad crediticia.

"Dado el actual ritmo del crecimiento del crédito del sistema, el objetivo del plan de alcanzar un crecimiento anual promedio de 15 por ciento en los próximos cuatro años parece ser relativamente modesto", señala Lauren Kleiman, analista asociada de Moody's.

Si bien los mercados de Pymes y municipales ofrecen un potencial de crecimiento significativo, la informalidad de ambos sectores no conducirá a una expansión considerable de los créditos bancarios al menos en este momento, considera Moody's.