Se buscan ingenieros petroleros

Antes de la reforma energética, México ya enfrentaba un déficit de 700 ingenieros petroleros al año. En el corto plazo, la industria buscará talentos extranjeros para suplir las vacantes en el ...

México

Cerca de 20 mil de los 150 mil empleados de Pemex estarán en condiciones de jubilarse en los próximos cinco años, según alertó Edgar Rangel Germán de la Comisión Nacional de Hidrocarburos en una presentación que hizo este año en la Embajada Británica de México. Y en el curso de la década alrededor de 50 mil entrarán en situación de retiro.

“Es una realidad que en los próximos 10 años tendremos que reemplazar más de una tercera parte de todos los empleados de Petróleos Mexicanos. Sustituir profesionistas y técnicos con 20, 25, 30 o más años de experiencia será un reto mucho mayor a todos los retos técnicos”, comentó durante su ponencia.

Para expertos como Miriam Grunstein, investigadora del CIDE, la escasez de capital humano en el sector energético es una preocupación mundial de esta industria y México no es la excepción. “Nuestro país ha empeorado en ese aspecto por la situación monopólica que tenía Pemex porque muchos jóvenes no veían promesas de trabajo fuera de Petróleos Mexicanos. No lo veían como un mercado atractivo y variado. Entonces las carreras relacionadas con la industria están relativamente deprimidas, concentradas en universidades muy específicas como la UNAM y el Politécnico”.

A raíz de la creación del Fondo Sectorial de Hidrocarburos Sener-Conacyt se le pidió al Instituto Mexicano del Petróleo que hiciera un mapa de las capacidades técnicas del sector y  este estudio mostró el centralismo que hay en la formación de recursos humanos del sector energético donde la UNAM y el Politécnico son los grandes polos de formación.

Al respecto Fluvio Ruíz, asesor en materia petrolera, comentó: “El petróleo es más de la tercera parte de los ingresos fiscales y las zonas petroleras son un elemento fundamental para estructurar la identidad colectiva, sin embargo, esto no se refleja en el impulso necesario para formar recursos humanos. Apenas salió la primera generación de ingenieros petroleros en la Universidad Veracruzana, hay un campus nuevo en Poza Rica y las carreras en la Universidad Politécnica del Golfo de México y la Universidad de Ciudad del Carmen que hacen grandes esfuerzos pero son muy recientes”.

Los cambios planteados en las reformas del sector energético ampliarán la demanda de personal capacitado en áreas como la ingeniería petrolera, geología, química, matemáticas, computación y una gran variedad de oficios técnicos como soldadores, electricistas, plomeros especializados en tuberías submarinas, personal para el mantenimiento de plataformas, seguridad e higiene, entre otros.

Gerardo Kanahuati, director general de la transnacional de reclutamiento Hays en México, afirma que cada año se gradúan alrededor de 300 ingenieros en el país mientras que la demanda es de mil por lo que se presenta un déficit de 700 y es uno de los desafíos que enfrenta la industria en México. “Crear los temas de estudio y las secretarías con todo el proceso para validar programas, es algo que toma tiempo. En materia de docencia hay pocas personas que conocen y tienen la capacidad para enseñar, además muchas prácticas se tienen que hacer en campo y no hay tantos campos de práctica”, dijo en entrevista.

Duncan Wood, director del Instituto México del Woodrow Wilson Center, explica que también se necesitarán expertos en especialidades como las políticas regulatorias y seguridad ambiental que, en un primer momento, podrán ser extranjeros. Pero afirma que se enfrenta una crisis a corto plazo porque, en el actual sistema migratorio, hacer trámites es muy complicado y costoso: “Yo fui inmigrante en México y es bastante difícil porque hay mucha papelería y etapas, eso va a tomar tiempo. A largo plazo es posible resolver este problema, pero se necesita la ayuda del gobierno mexicano que controla el currículum de las escuelas. Hay que educar en ciencias, tecnología, educación y matemáticas (STEM), empezando ahorita, para que en 15 años se puedan estudiar carreras universitarias. Es un reto”.

El presidente de la Asociación de Ingenieros Petroleros de México, Renán Báez, ubica en 10 mil el número de estudiantes que cursan ingeniería petrolera en las 30 universidades mexicanas que ofrecen esta carrera. Explica que faltan profesores a tiempo completo en todas las escuelas del país: “Nos interesan la calidad y competencias de los ingenieros que demanda la industria petrolera que está sujeta a estándares mundiales de seguridad industrial operativa y la tecnología. No hay suficientes profesores porque los mejores técnicos están en Pemex y las universidades no tienen salarios competitivos. Un profesor, a tiempo completo, gana unos 18 mil pesos mientras que en la industria, un ingeniero de cinco años (de experiencia) puede ganar 50 mil pesos mensuales”.

Tierra prometida para extranjeros

Aparte del personal técnico calificado necesario para el funcionamiento de la reforma, se perciben carencias en otras profesiones que también jugarán un papel importante en este proceso. El investigador de la UNAM, Ángel de La Vega, asevera que quienes tendrán más carga de trabajo en lo inmediato son los abogados: “Está todo el tema de las leyes secundarias, los reglamentos y regulaciones que requieren de especialistas nacionales que sepan lo que se puede hacer en este nuevo marco legal. México estuvo cerrado con sus leyes propias por décadas. Ahora esto se abre y hay una carencia de expertos por lo que necesitaremos la ayuda de extranjeros”, dice.

Este investigador también alerta sobre la necesidad de economistas especializados en temas de regulación para los inversionistas: “Tienen que regularse las inversiones para que se hagan bien y no afecten al medio ambiente, hacer el  cálculo de impuestos y todo lo que tiene que ver con los costos de la contratación petrolera. Hay una serie de campos con grandes desafíos para el país y al principio será importante el rol que jugarán los profesionales de otros países”.

El venezolano Francisco Monaldi, profesor de Harvard y de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey, comenta que sólo para la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la regulación de la energía y la de competencias, se abrirán 600 vacantes a concurso para 2015, por lo que es un gran reto educativo para la nación: “Estamos creando programas muy intensos para reconvertir profesionales que están en áreas similares, por ejemplo, un economista que se ha dedicado al tema regulatorio en otras áreas, para que se transforme en alguien que sepa de energía. Lo mismo pasa con abogados o ingenieros de áreas afines como la química, sólo en el área regulatoria viene un cambio gigantesco”.

Sobre la llegada de personal extranjero al país, Monaldi advierte: “Ya hay muchos venezolanos acá y es probable que vengan argentinos o brasileños pero está bien difícil, para cualquier empresa, conseguir personal en el mercado internacional en esta área. Ahora que caen los precios del petróleo también caerán los presupuestos de exploración e inversión de algunas empresas, por eso la reforma de México será la gran oportunidad para profesionales de América Latina en los próximos años”, dijo.

Con información de Tania Lara