Yucatán apuesta por la tecnología

Aunque desde los años 90 surgieron empresas de software en el estado, el actual gobierno estatal está impulsando la internacionalización y el desarrollo de tecnologías de la información.
Tecnología en Yucatán
Tecnología en Yucatán (Shutterstock)

México

Convertirse en unos años en una verdadera potencia –en México y a nivel mundial- del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es un objetivo que persigue activamente el estado de Yucatán.

El estado tiene ya una tradición, que proviene desde mediados de los 90, en la aplicación de la tecnología, como es el caso de “Medical Manik”, un sistema médico gratuito cuyo software permite a los profesionales de la salud administrar citas y expedientes.

Con servicios como respaldo en la nube, este software gratuito, desarrollado en la Universidad Anáhuac del Mayab, permite crear mapas de enfermedades por zonas con la información que se descarga sobre las patologías, pero nunca de los pacientes. El programa es exclusivo para el uso de médicos (se requiere la cédula profesional para utilizarlo), puede descargarse desde la página medicalmanik.com

La actual administración estatal, la cual arrancó en octubre de 2012, está apostando fuerte en la tecnología y Yucatán ya tiene un importante participación en él.

A nivel nacional, Yucatán aporta 1.5% del Producto Interno Bruto total; sin embargo, en las actividades referentes a las TIC, contribuye con 4.5%.

“Es un sector que tiene grandes probabilidades de crecimiento, por lo que se ha diseñado toda una estrategia para su fortalecimiento y aprovechamiento”, explica David Alpizar Carrillo, titular de la Secretaría de Fomento Económico del gobierno estatal de Yucatán.

La intención de impulsar las TIC se debe al deseo de convertir a Yucatán en un polo de desarrollo nacional que, además, permee a los demás sectores productivos del estado.

“Yucatán tiene una vocación importante en actividades como la agroindustria, la confección de ropa, la joyería y en otras que estamos tratando de incursionar, como la aeronáutica; todas éstas son usuarias de las TIC y, a medida que podamos proporcionarles los servicios y programas de calidad que requieren, pueden convertirse en un elemento de inversión en nuevos sectores””, apunta Alpizar Carrillo.

Manos a la obra

En 2012, se inició la construcción del Parque Científico Tecnológico de Yucatán, un espacio que cuenta con laboratorios especializados, infraestructura analítica y de plantas piloto en el que se asientan diversos centros de investigación e instituciones de educación superior, como la UNAM, el Cinvestav, la Universidad Autónoma de Yucatán o el Instituto Tecnológico de Mérida.

Además, alberga empresas privadas que buscan impulsar el desarrollo de la región a través del conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y la innovación en sectores estratégicos.

Por su situación geográfica (a unos kilómetros de Mérida) tiene influencia en los estados del sureste de México y también en países como Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico.

Dentro de este Parque también se localizará el Centro de Innovación en Tecnologías de Información, el cual se empezó a construir este año y cuya primera fase será liberada en enero de 2015.

“Este Centro es la primera parte de lo que será el clúster de TIC en Yucatán y en él se trabajarán temas relacionados con la automatización del conocimiento especializado, el cómputo cognitivo y la inteligencia artificial, entre otros”, apunta Víctor Gutiérrez Martínez, presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (Canieti), instancia que trabaja en conjunto con el gobierno estatal en este y otros proyectos.

Se trata de un edificio inteligente de aproximadamente mil metros cuadrados de área útil desarrollado conjuntamente entre Canieti y el gobierno de Yucatán y en la cual se establecerán 429 estaciones de trabajo para desarrolladores de software.

“Tendrá un costo de 76 millones de pesos y, aquí, las empresas podrán albergar modularmente desde cinco estaciones de trabajo hasta el tamaño que ellas requieran para instalarse. Es una de nuestras grandes apuestas”, apunta Alpizar Carrillo.

Otra acción que han arrancado en Yucatán es el programa de incubadoras de empresas de TIC llamado Incubatics, manejado a través del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología.

“En los últimos años, con ese programa se han creado 26 nuevas empresas, las cuales hoy ya están consolidadas y facturando con ganancias; de hecho, ha resultado tan exitoso que el Conacyt nos lo ha pedido para que sea replicado a nivel nacional”, agrega el secretario.

Hace unos días, una empresa yucateca de tecnología, Grupo Plenum, abrió una oficina en Hong Kong, la cual se dedica a brindar servicios al sector comercial y gubernamental, así como a instituciones educativas, en áreas como desarrollo de plataformas web y móviles para análisis de información, minería de datos o desarrollo de apps.

“Es el primer paso en la internacionalización de las empresas yucatecas en el sector de las TIC”, reitera el secretario.

Gutiérrez Martínez agrega que también en Yucatán se han apoyado proyectos en materia de formación y capacitación de capital humano.

“Uno de ellos es un programa para que jóvenes se vayan a estudiar programas de maestría y doctorado relacionados con la tecnología a Estados Unidos”, menciona el titular de Canieti.

“El año pasado se apadrinó a 33 estudiantes de Yucatán, quienes formularon diferentes proyectos e iniciativas en temas como internet de las cosas, cómputo en la nube, robótica avanzada o impresión 3D y que fueron enriquecidas y ahora son temas de tesis de investigación con mucha más profundidad y ambición”, subraya.

Para el próximo año se espera que se envíen en ese programa a, al menos, 70 estudiantes de Yucatán.

Visión a futuro

La apuesta de Yucatán por convertirse en líder en materia de TIC es a futuro, por lo que ahora invierten en la generación de conocimiento que requiere el sector.

“Hay temas muy importantes, por ejemplo, el de internet de las cosas, tendrá un gran impacto en los próximos años, ya que, a nivel mundial, se espera que para 2050 más de 50 mil millones de dispositivos estén conectados, y de éstos, más de mil millones estarían en México, por lo que las áreas de oportunidad que existen son muy grandes”, revela Gutiérrez Martínez.

Asimismo, Yucatán es líder en infraestructura educativa de la región sur sureste del País, por lo que el capital humano es una importante materia prima para cumplir estos objetivos.

“Contamos con un sistema de educación superior donde cada año tenemos, aproximadamente, 900 egresados en áreas relacionadas con TIC”, destaca Alpizar Carrillo.

Recientemente, el estado de Yucatán firmó un convenio con la Universidad de Texas A&M para impulsar la internacionalización de sus estudiantes.

Gutiérrez Martínez apunta otro aspecto relevante de apostar al sector de las TIC es que impacta en los familiares de quienes trabajen en él y en la economía de las personas que viven en el estado.

“Los relacionados con las TIC son empleos en los que se paga hasta cuatro o seis veces más alto que en otras industrias, aunque también es cierto que el nivel académico tiende a ser más alto”, explica.

Aunque por ahora todo está enfocado a desarrollo de software, el plan a mediano plazo es incursionar también en la generación de hardware.

“Creemos que contamos con las condiciones de capital humano y de infraestructura para poder albergar también operaciones del hardware”, asegura Alpizar Carrillo.

La apuesta está hecha y se están sentando las bases para lograr el objetivo: convertir a Yucatán en un centro mundial de desarrollo de tecnología.