Desarrollan proyecto ecológico en nueva planta de Ternium

Reubican flora y fauna del terreno ubicado alrededor de la nueva planta de Pesquería; buscan recibir certificación LEED y ser reconocida como Industria Limpia.
Se sembraron árboles de la región.
Se sembraron árboles de la región. (Sandra González Cortés)

Pesquería

El proyecto ambiental de la planta Pesquería de Ternium sigue en marcha. A la fecha se han reubicado más de 22 mil plantas que fueron rescatadas del terreno donde se construyeron las seis naves que comprenden el centro industrial inaugurado en septiembre.

Donde hasta hace unos meses había un terreno árido por el paso de las máquinas, ahora hay 18 mil nuevos habitantes: árboles nativos, como anacahuitas, mezquites, huizaches y retamas. También se han sembrado mil 500 encinos que forman un corredor hasta donde se encuentra el complejo industrial

De la fauna que existía en el lugar, como víboras y anfibios, más de 500 ejemplares fueron rescatados y liberados en otra zona del estado.

El presidente de Ternium, Máximo Vedoya, calificó éste como un proyecto insignia en México.

El proyecto incluye una planta tratadora con cero descargas líquidas, con lo cual esperan obtener la certificación LEED y el reconocimiento como Industria Limpia.

“En general se da a edificios o a viviendas, pero ésta va a ser la segunda planta industrial en México que lo va a tener y eso quiere decir que estamos diseñando todos los procesos para ser líderes en el tema ambiental y en el tema del consumo energético; y como último paso, es el tema de Industria Limpia, hay muchas plantas en México que tienen Industria Limpia, pero ésta será la primera planta que nosotros estamos certificando desde el inicio de la obra”, dijo.

En estas 99 hectáreas de reserva ecológica, que sería dos veces y media la Macroplaza de Monterrey, los árboles comienzan a reverdecer sin ayuda de sistemas de riego, mientras que el pasto nativo se acopla al nuevo sitio. A decir del responsable de Medio Ambiente en Ternium, Luis Rechy, se está cumpliendo con el objetivo.

“Para el ecosistema va a ser un impacto muy positivo porque se respetaron el tipo de especies propias de la región y eso se va reflejar en que las mismas plantas van a crecer en una forma natural y van a venir formando un pulmón que de alguna forma se va integrar a toda el área metropolitana, vamos a tener una reserva que va ser un pulmón de 99 hectáreas”, mencionó.

Cabe señalar que el espacio que ocupa la reserva es casi la cuarta parte del total del predio.