Desagregación de la última milla de Telmex hará crecer las redes

Otros operadores también tienen la última milla, y los usuarios pueden elegir: analistas.
Beneficios en lo particular para telefonía fija.
Beneficios en lo particular para telefonía fija. (Héctor Téllez)

México

La desagregación de la red local de Telmex es uno de los pasos más importantes hacia la eliminación de la preponderancia para la empresa propiedad de Carlos Slim, ya que la apertura de su red es una de las condiciones más fuertes impuestas a la telefónica.

De acuerdo con analistas, la desagregación de la red tiene dos vertientes importantes, la primera de ellas indica que puede mejorar la competencia en el sector, mientras que la segunda apunta a que se inhiba la inversión en el crecimiento de la red de telecomunicaciones para el resto de los operadores.

Para Jesús Romo, director de Telconomia, la desagregación de la red local sí puede tener un efecto positivo, al aprovechar la infraestructura y dar acceso a los competidores, principalmente en el segmento de servicios fijos, mientras que para los consumidores el acceso permite la llegada de más empresas a sus hogares.

“En México otras empresas también han invertido en su última milla y la ley menciona que pueden seleccionar partes de la red local del preponderante y elegir el punto de acceso, por lo que también se puede entender esto como una manera de apoyar el crecimiento de las redes”, dijo Romo.

Destacó que en otros países la desagregación de la red de última milla, como también se le conoce al bucle local, está asociada con el acceso a redes de operadores considerados incumbentes (con poder sustancial de mercado), o a los que heredaron un esquema de operador único, público o privado.

Enfatizó que en México la desagregación es una de las obligaciones impuestas al agente económico preponderante, por lo que será uno de los criterios sujetos a revisión para que pueda salir de dicha clasificación.

Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy & Law, explicó que la legislación mexicana estableció que la desagregación es para mejorar la competencia, el precio y la calidad  en el mercado, pero no para generar cobertura.

“Voltearon al mercado europeo, donde hay alrededor de 14 casos de desagregación de la red, pero el resultado fue que las empresas ahora no son solventes y tienen problemas para la expansión y crecimiento, pues están sobrerreguladas e incluso buscan comprarse unas a otras”, comentó.

Dijo que hoy el órgano regulador tiene el reto de no caer precisamente en esa sobrerregulación que impide invertir, además están en un nuevo paradigma con la llegada de otro operador, que está reaccionando de forma distinta a como se esperaba.

Negrete comentó que sin duda ayudará a Telmex desde la perspectiva de que ahora es una empresa dispuesta a cumplir la regulación impuesta, pero es en la medida en la que otros operadores crezcan y tengan más porcentaje de mercado que se verán las posibilidades de que deje de ser preponderante.