Deportes de fantasía crean apuestas reales

La creciente popularidad de ese nicho de juegos legales atrae el interés de los grandes operadores.
La página web de FanDuel, el mayor sitio de "fantasy".
La página web de FanDuel, el mayor sitio de "fantasy". (Especial)

Washington

Killian Jones observó cómo emergió un lucrativo mercado en línea cuando era analista de capitales en Reino Unido a finales de la primera década del siglo, y decidió intentarlo él mismo. Invirtió los ahorros de su vida en una startup que ofrece juegos diarios de deportes de fantasía, un género de rápido crecimiento en el mundo de las apuestas en línea que se basa en la habilidad.

Después de lanzar su sitio, PlayOn.co, en Gran Bretaña y atraer clientes de más de 100 países, Jones fija su vista en Estados Unidos, donde el inestable despliegue de los juegos en línea no logró cumplir con las expectativas mínimas en el último año, debido a la oposición regulatoria y a la baja demanda del consumidor.

Pero al dedicarse a los deportes diarios de fantasía aprovecha un nicho que es tanto legal como popular entre los consumidores. En estas competencias los jugadores seleccionan “equipos” de fantasía con atletas reales y compiten en concursos de corta duración y torneos por premios en efectivo que llegan hasta 10 millones de dólares.

La gratificación instantánea, la naturaleza peer-to-peer (persona a persona) de los juegos y un vínculo con los deportes del mundo real hacen un modelo atractivo, dice Jones. “Es un juego inherentemente social y viral. Eso lo vuelve mucho más interesante que los productos de apuestas tradicionales”.

Y más que nada, los juegos ofrecen alternativas legales a las formas tradicionales y prohibidas de las apuestas deportivas en EU. Su popularidad explotó mientras los deportes en vivo como el futbol americano atrae un récord de audiencia y otras formas de apuestas peer-to-peer en línea, como el póquer en internet, fueron expulsadas del país por el Departamento de Justicia de EU.

FanDuel, el mayor operador de deportes diarios de fantasía, estima que reportará 60 mdd de ingresos netos en 2014, un salto desde los 14.3 mdd del año anterior. Y amplió su base interanual de jugadores por un factor de siete, un resultado de la agresiva mercadotecnia que se emplea para atraer a los consumidores a la arena más amplia de los deportes de fantasía, que ahora cuenta con más de 40 millones de jugadores en Norteamérica.

“El 2014 fue un año decisivo para FanDuel”, que ahora cuenta con más de un millón de usuarios activos, dijo Nigel Eccles, director ejecutivo de FanDuel.

DraftKings, el segundo mayor proveedor, no da a conocer sus ingresos, pero la consultora Eilers Research espera que alcance 30 millones 700 mil dólares en 2014 —en comparación con solo 4 millones 900 mil dólares en 2013— y su base de usuarios creció 12 veces.

Ya que los juegos no representan una amenaza tangible para el arreglo de partidos, las ligas de los principales deportes en EU —que por esta razón se oponen con vehemencia a la apuesta deportiva— le dieron su sello de aprobación a los deportes diarios de fantasía.

El mes pasado, la Asociación Nacional de Basquetbol anunció una alianza con FanDuel a cambio de una participación de capital, mientras que DraftKings alcanzó acuerdos con las Grandes Ligas de Beisbol y la Liga Nacional de Hockey. Los dos sitios tienen acuerdos con equipos individuales de la Liga Nacional de Futbol.

Sin embargo, el género opera en una zona regulatoria gris y puede estar en riesgo si tiene éxito el magnate de los casinos Sheldon Adelson y otros que buscan que se prohíban los juegos de apuestas en línea.

“Nadie dijo que no hay riesgos, pero la conclusión parece ser que la ventaja es más probable y más rentable para (las ligas deportivas) que la desventaja”, dijo Marc Edelman, abogado especializado en derecho deportivo.

Aunque los ingresos de la industria todavía son relativamente pequeños, ya empiezan a llamar la atención de los nombres más importantes del negocio del juego. En septiembre, el director ejecutivo de MGM Resort, Jim Murran, dijo que su compañía estudiaba la inversión en deportes de fantasía. Ceasars y corredores de apuestas europeos también ven un crecimiento.

“Esta es un área que nos interesa en términos de un claro apetito por las apuestas deportivas”, dijo el corredor de apuestas William Hill.

Las prohibiciones federales significan que las apuestas deportivas en EU todavía son una actividad en gran medida subterránea, y su valor se estima en entre 160 mil mdd y 400 mil mdd al año, a través de corredores de apuestas fuera de la ley y sitios extranjeros.

En 2013 los estadunidenses apostaron 3 mil 600 mdd en deportes en Nevada —el único estado donde se permiten apuestas directas—, pero los analistas predicen que para 2016 la cantidad total de apuestas en deportes diarios de fantasía en EU superará eso.

El modelo de negocio para los deportes diarios de fantasía es similar al del póquer en línea. Los jugadores pagan una cuota de inscripción para participar en la competencia, el operador toma un porcentaje del total de la apuesta —normalmente entre 8 y 10 por ciento— y paga el resto en premios en efectivo.

Pero, al igual que en el póquer, es imprescindible ampliar la base de clientes para continuar con el crecimiento, y tanto FanDuel como DraftKings participan en una costosa carrera armamentista para atraer nuevos jugadores y repeler a nuevos competidores, como Jones. Estos esfuerzos incluyen una fuerte campaña de publicidad en televisión y las asociaciones con las ligas deportivas, que se benefician con la mayor participación de los seguidores.

“Aunque la oportunidad en el largo plazo es atractiva, los costos para adquirir usuarios se fue por los cielos y los dos principales jugadores en el mercado dependen totalmente de un financiamiento de capital de riesgo”, dijo Adam Krejcik, de Eilers Research. “Todavía no está claro cuándo alguna de estas compañías pueda generar utilidades”.

 

Información adicional Roger Blitz

 

60  mdd

Estimación de ingresos en 2014 que prevé FanDuel, el mayor operador de juegos de fantasía

30.7 mdd

Estimación de las ganancias anuales de DraftKings, segundo operador, según la consultora Eilers.

3,600 mdd

Gasto en apuestas deportivas que hacen los estadunidenses en Nevada al año