Deplora el CEO de HSBC la “dolorosa” cobertura mediática

Stuart Gulliver explicó que endureció los controles de cumplimiento desde que asumió el cargo en 2011.
Gulliver en el centro de operaciones del banco en Hong Kong.
Gulliver en el centro de operaciones del banco en Hong Kong. (YIP/ Reuters)

Stuart Gulliver, director general de HSBC, respondió a los medios por la tormenta que explotó ante las acusaciones de que la banca privada suiza del grupo ayudó a clientes ricos a evadir impuestos.

Gulliver contó los defectos en la cobertura de los medios sobre el asunto y defendió sus registros de que endurecieron los controles de cumplimiento desde que asumió el cargo como presidente ejecutivo en 2011. En un memorándum interno que vio Financial Times, dijo que era “doloroso” leer los reportajes de los periodistas y observar al personal de HSBC, pero añadió: “La cobertura de los medios se mantendrá por más tiempo”.

“Comparto la frustración de que el enfoque de los medios sea en acontecimientos históricos, lo que hace más difícil que la gente vea los esfuerzos que realizamos para solucionar las cosas, pero tenemos que reconocer que algunas veces no logramos satisfacer los estándares que con toda razón esperan de nosotros las sociedades a las que servimos.”

Gulliver dijo que él y Douglas Flint, el presidente del consejo, solicitaron comparecer en las “audiencias de los comités del Parlamento de Reino Unido”. El Tesoro le solicitó a Flint elegir un comité, con una fecha preliminar del 25 de febrero. El comité de cuentas públicas está en pláticas con Gulliver para que comparezca en una audiencia separada.

Dijo: “Damos la bienvenida a la oportunidad de explicar todo lo que hacemos para construir el HSBC en el que todos queremos trabajar”.

El jefe del banco dijo: “Importantes medios de información” se centran en los 140 nombres de más alto perfil de un enorme grupo de datos que se filtró a las organizaciones de noticias que un ex empleado en Ginebra tomó de la división de banca privada en Suiza entre 2005 y 2007.

Pero 106 de esos 140 clientes ya no siguen en el banco, señaló, y varios de ellos no eran clientes “mucho tiempo antes” de que se tomaran los datos en 2007. Uno “se fue en 1991”.

“Un número de otras personas que nombran los medios nunca fueron clientes del banco”, dijo el director de HSBC, y agregó que los medios hablan de 100 mil clientes, pero que en su apogeo la unidad de Suiza solo llegó a tener 30 mil.

Los informes detallan cómo se les ofreció a algunos clientes de HSBC una variedad de servicios para ayudarlos a esquivar al fisco. Entre éstos estaba darles grande sumas de dinero en efectivo en monedas extranjeras imposibles de rastrear y enviarlas a empresas en el extranjero para ocultar a las autoridades su riqueza no declarada.

Pero dijo que la banca privada en Suiza se “renovó completamente” a partir de 2008; redujo 70 por ciento el número de clientes y cuenta con un “control central mucho más estricto”. En cuatro años el banco duplicó el tamaño de su equipo de cumplimiento, para llegar a 7 mil personas.

Gulliver añadió: “No tenemos ganas en lo absoluto de hacer negocios con clientes que evaden impuestos o que no están al nivel de nuestros estándares de cumplimiento de delitos financieros y otros más”.

70%

Reducción en la cifra de clientes de HSBC Suiza desde 2008

106

Clientes de alto nivel en SwissLeaks que ya no están con HSBC