Busca EU incautar mil mdd de fondo soberano malasio

El Departamento de Justicia lleva una investigación por "lavado" de dinero que llega a lo más alto del gobierno.
Najib Razak, primer ministro de Malasia.
Najib Razak, primer ministro de Malasia. (Manan Vatsyayana/AFP)

Washington

Pinturas de Van Gogh, propiedades en Beverly Hills y utilidades de la película éxito de taquilla El lobo de Wall Street se encuentran entre los mil millones de dólares en activos que los fiscales estadunidense buscan incautar, como parte de una extensa investigación de lavado de dinero en el fondo de riqueza soberana de Malasia. En una de las incautaciones más grandes en la historia de Estados Unidos, parece que los agentes federales también vinculan al primer ministro de Malasia, Najib Razak, con una red de funcionarios corruptos que recibieron fondos robados.

El caso del Departamento de Justicia de EU es el más detallado y de mayor alcance que hay en una investigación multinacional sobre un esquema global por el desvío de más de 3 mil 500 millones de dólares (mdd) del fondo de gobierno de Malasia, conocido como 1MDB.

También es la primera vez que se vincula públicamente a Najib al escándalo. En los documentos de la corte no se identificó por su nombre al primer ministro, pero la descripción del “funcionario número uno de Malasia” coincide con su biografía y las responsabilidades de su cargo. En varias ocasiones, ese funcionario recibió fondos malversados de 1MDB, dicen los fiscales. Najib negó en repetidas ocasiones cualquier delito.

El fondo 1MDB fue creado en 2009 como un vehículo de propiedad del gobierno para promover el desarrollo económico del país mediante alianzas globales y de la inversión extranjera directa.

Pero los fondos que tenían el objetivo de beneficiar al pueblo de Malasia se desviaron para comprar bienes raíces, obras de arte y joyería, pagar las cuentas de casinos y contratar músicos y celebridades para satisfacer los “estilos de vida lujosos” de los conspiradores, se dice en la demanda. Solo en arte fueron gastados más de 200 mdd, afirman los fiscales.

El caso señala a funcionarios de Malasia y ejecutivos de negocios —incluido el “funcionario número uno de Malasia”— de lavar dinero de los fondos de 1MDB en bancos en Singapur, Suiza, Luxemburgo y Nueva York. Los funcionarios malasios “trataron el fideicomiso público como una cuenta bancaria personal”, dijo Lorretta Lynch, fiscal general de EU. La malversación ocurrió durante cuatro años, y comenzó después de que Najib creó el fondo en 2009, de acuerdo con la denuncia.

Alega que en marzo de 2013 se transfirieron 681 mdd de los ingresos de emisión de bonos de 1MDB y la cuenta pertenece a un oficial que encaja con la descripción de Najib. Cinco meses después, 620 mdd de esa cifra se cambiaron a otra cuenta que pertenece a ese funcionario.

De igual manera, los ingresos de dos emisiones de bonos de 2012 se desviaron para “hacer pagos sustanciales” a funcionarios de Malasia y otras personas, según los fiscales. Los documentos también citan la descripción que hizo el fiscal general de Malasia en enero de 2016 sobre transacciones de esas cantidades en las que participó Najib, quien describe el dinero como una “donación personal” para él de parte de la familia real saudita. En el centro de la acción está Taek Jho Low, un empresario malasio, también conocido como Jho Low, quien no desempeñó un papel formal en el fondo pero tiene una profunda participación en sus operaciones, dice la denuncia. Low negó cualquier papel en el fondo después de su creación.

Un portavoz del gobierno de Malasia dijo que más tarde habrá una declaración.

Funcionarios de 1MDB y otros comenzaron a desviar dinero poco después de que se creó el fondo en septiembre de 2009 con el pretexto de invertir en una empresa conjunta con PetroSaudi International, una empresa saudita privada de extracción de petróleo. Se transfirieron más de mil millones de dólares a una cuenta de un banco suizo a nombre de Good Star Ltd, propiedad de Low, afirman los fiscales. El dinero desviado “se utilizó para la gratificación personal de Low y sus asociados”, se indica en la demanda.

En 2012, funcionarios de 1MDB y otros desviaron de forma fraudulenta mil 400 mdd de los ingresos de dos emisiones de bonos que organizó Goldman Sachs, de acuerdo con acusación. Lo que representa casi 40 por ciento del total que se recaudó, los fondos se transfirieron a una cuenta suiza que controla una entidad en Islas Vírgenes Británicas de nombre Aabar Investments PJS Limited.

El nombre de Aabar sugiere una relación con la firma de Abu Dhabi, Aabar Investments PJS, una filial de International Petroleum Investment Company, una división del gobierno de Abu Dabi. Los fondos se desviaron a una cuenta suiza que al final terminaron en una cuenta bancaria en Singapur que controla un socio de Low.

En 2013, varios funcionarios, entre ellos los de 1MDB, desviaron casi mil 300 mdd de los 3 mil dd que recaudó el fondo a través de una emisión de bonos que organizó Goldman.

Se suponía que el dinero se iba a utilizar para financiar una empresa conjunta conocida como Abu Dhabi Malaysia Investment Co, pero en vez de eso, los fondos se desviaron a una cuenta en Singapur bajo el control de un socio de Low, dice la denuncia. El subdirector del FBI, Andrew McCabe, dijo: “Se defraudó a una enorme escala al pueblo de Malasia”.

Al igual que el “funcionario de alto nivel”, la demanda enumera a otros cuatro funcionarios de 1MDB. No se identificó a ninguno por su nombre.