50% de demandas laborales
 son en Pymes

Reiterados problemas presentan las pequeñas y medianas empresas de la Comarca Lagunera en materia contractual. Los contratos "de palabra" son un mal común que deja a los trabajadores vulnerables.
Junta de Conciliación y Arbitraje de Torreón
Junta de Conciliación y Arbitraje de Torreón (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Arriba del 50% de los pleitos y demandas laborales que se interponen en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje se presentan por parte de trabajadores de la rama de la construcción y el comercio. 

Francisco Javier Ramos Jiménez, explicó que gran parte de estos juicios se deben a la falta de una estructura de administración laboral que sufren sobre todo, las pequeñas y medianas empresas en la región lagunera. 

"El segmento de las pymes suele dar de alta a sus trabajadores, incluso varias semanas después de empezar a trabajar."

En el 2014 se han presentado 2 mil 200 demandas de las cuales 750 ya fueron conciliadas, (alrededor del 35%) ya sean convenios, desistimientos, asuntos terminados o archivados de manera definitiva. 

“En la rama industrial, la actividad más golpeada es la construcción y el comercio”, señaló. 

Expuso que son aquellas empresas que se ubican en el segmento de las pequeñas y medianas, que por la limitada infraestructura con la que cuentan, no tiene en muchos casos la misma administración laboral con la que cuenta un comerciante grande, como son los centros comerciales. 

Indicó que el segmento de las pymes suele dar de alta a sus trabajadores, incluso varias semanas después de empezar a trabajar, colocándolas en una posición altamente vulnerable.

Señaló que gran parte de los contratos que se originan dentro del segmento de las pymes en la región lagunera de Coahuila se dan de palabra, apelando a la confianza entre los trabajadores y contratistas, o empleados y gerentes o encargados del establecimiento dentro del sector comercial. 

También indicó que hay cuestiones que hacen vulnerable las negociaciones contractuales, indicó que por sus dimensiones, las empresas de la industria maquiladora cuentan con una estructura más completa en el tema de contrataciones, pero no las exenta de que se presenten conflictos.