En Davos, científicos piden acelerar lucha contra el cáncer

Se propone una mayor colaboración entre IP y gobiernos.
La enfermedad ya tiene un costo de 1.5% del PIB mundial.
La enfermedad ya tiene un costo de 1.5% del PIB mundial. (Shutterstock)

Davos

Se necesitan cambios radicales en la forma como se desarrollan y regulan los nuevos medicamentos contra el cáncer si las sociedades quieren hacer frente a la creciente incidencia de la enfermedad, de acuerdo con algunos de los más prominentes oncólogos del mundo.

Los fármacos prometedores deben ser autorizados antes, sin las costosas pruebas a gran escala, para que lleguen rápido al mercado y de esta manera reducir los costos, dijeron los científicos en el Foro Económico Mundial en Davos.

Las propuestas tienen el objetivo de desactivar el creciente conflicto entre las farmacéuticas y los proveedores de servicios de salud sobre las costosas terapias contra el cáncer, y al mismo tiempo fomentar el desarrollo de tratamientos nuevos y efectivos.

Las farmacéuticas deben reducir sus precios a cambio de la simplificación del proceso regulatorio, con la posibilidad de cobrar más por los mejores fármacos una vez que se construya una evidencia más firme que lleve a comprobar los beneficios para los pacientes.

“El sistema actual para el descubrimiento y desarrollo de medicamentos no logra presentar avances realmente innovadores en el tratamiento, o producir nuevos medicamentos a un costo asequible para los contribuyentes”, dijo Paul Workman, director del Instituto de Investigación del Cáncer de Reino Unido y uno de los 20 firmantes de la declaración en Davos.

“Tenemos que incentivar a las farmacéuticas a tomar los riesgos que son vitales para producir medicamentos que realmente logren cambiar el panorama”.

Las propuestas, que incluyen un llamado para una mayor colaboración público-privada en investigación, se sumará al debate sobre cómo las sociedades pueden hacer frente al enorme aumento en los costos del tratamiento contra el cáncer a medida que la población mundial envejece.

El gasto mundial en medicamentos contra el cáncer aumentó más del doble en la última década y alcanzó 91 mil millones de dólares en 2013, de acuerdo con el Instituto de Datos de Salud (IMS, por su sigla en inglés). Esta cifra parece que aumentará todavía más, y la Organización Mundial de la Salud predice un aumento de 70 por ciento en los casos de cáncer en el mundo en las próximas dos décadas.

El Servicio Nacional de Salud del Inglaterra retiró este mes fondos para 16 tratamientos contra el cáncer, porque dijo que no eran lo suficientemente eficientes en cuanto al costo, una señal de las difíciles decisiones a las que se enfrentan los sistemas de salud mientras intentan controlar los gastos. El costo promedio mensual para un medicamento contra el cáncer de marca en EU se duplicó a 10 mil en la última década, de acuerdo con IMS.

“Necesitamos simplificar el proceso de pruebas y autorización de medicamentos para reducir el costo de desarrollo y lograr que entren lo antes posible a los sistemas nacionales de salud”, dijo el profesor Workman. “Debemos autorizar medicamentos contra el cáncer con ensayos más pequeños de solo un centenar de pacientes seleccionados, en lugar de esperar hasta que los resultados se repitan en números mucho mayores”.

Los reguladores ya experimentan con programas como el de la designación de terapia avanzada de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU, que busca acelerar la aprobación de medicamentos prometedores para afecciones potencialmente mortales tan pronto como existe evidencia suficiente de los beneficios para justificar los riesgos. Se pueden recopilar más datos de la seguridad y eficacia del medicamento después de su lanzamiento.

Franco Cavalli, presidente del Foro Mundial de Oncología, que coordinó las propuestas de Davos, dijo que el cáncer ya tiene un costo de 2 billones de dólares al año con la pérdida de tratamientos y costos de producción, lo que equivale a cerca de 1.5 por ciento del producto interno bruto mundial.