Cómo funciona el Laboratorio para la Ciudad

En el Laboratorio para la Ciudad, los ciudadanos intercambian información oficial y de las redes sociales para crear soluciones para problemas cotidianos.

México

Así como la Selección Nacional tiene más de 100 millones de “Directores Técnicos”, la Ciudad de México cuenta con 20 millones de personas cuyas ideas pueden ayudar a mejorar la calidad de vida en ella.

“Hoy, 50% de la población del DF tiene menos de 26 años, y es una ciudadanía que ya no piensa que ser ciudadano es sólo un acto de sofá o de ir votar cada seis años, sino que quiere participar de manera activa”, dice Gabriella Gómez-Mont, fundadora y directora del Laboratorio para la Ciudad.

Con el fin de reunir esas ideas de los capitalinos, que solían quedarse en algún café, salón de clases o proyecto científico y buscar el camino para convertirlas en realidad, se creó el Laboratorio para la Ciudad.

“Hay una parte muy práctica que sirve para resolver problemas concretos de formas innovadoras, pero hay otra parte en la que podemos practicar el ensayo y el error para ser mucho más juguetones… ¡porque somos un laboratorio!”, subraya esta funcionaria.

Dependiente de la Agencia de Gestión Urbana del Gobierno de la Ciudad de México, esta peculiar oficina, cuyas instalaciones y personal recuerdan más a un despacho de publicidad que a una dependencia de gobierno, sirve como un gran imán que capta e impulsa el talento ciudadano de la capital para mejorar la vida en esta urbe.

“Existen diferentes necesidades, ideas y deseos por toda la ciudad, por lo que a nosotros nos toca juntarlo todo en un espacio, mecanismo o proyecto para ayudar a que se haga realidad”, explica Gómez- Mont, desde su oficina en Tlaxcoaque, justo donde empieza el Centro Histórico.

Fue fundado el año pasado y, como su nombre lo indica, se trata de un laboratorio en el que se busca experimentar con ideas y atraer proyectos vinculados con temas como calidad del aire, radiación UV, temperatura ambiental, verificación vehicular, infracciones, tenencia vehicular, Ecobici, taxis, transporte público o seguridad pública, entre otros. No hay límite.

El equipo todavía es pequeño (poco más de una docena de personas) y está formado por jóvenes dedicados a diferentes disciplinas que buscan impulsar proyectos con alto impacto social y, sobre todo, abriendo la puerta a un espacio de experimentación con técnicas y proyectos innovadores que provienen siempre de la ciudadanía y, en muchos de los casos, aprovechan herramientas del gobierno que, por primera vez, están a su disposición, como las bases de datos de diversas dependencias.

Información útil

El principal objetivo de este Laboratorio, cuya solicitud de creación vino directamente del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, fue romper paradigmas y utilizar todas las herramientas disponibles, como la tecnología y la información gubernamental, para buscar nuevas soluciones a los problemas, necesidades y áreas de oportunidad del DF.

Una de las primeras acciones de este laboratorio fue la convocatoria “Código para la Ciudad de México (Código CDMX)”, que reunió propuestas para desarrollar e implementar soluciones digitales creativas para ayudar a las personas que viven en la capital.

La principal herramienta que utilizaron los desarrolladores participantes para crearlas fue la información de la ciudad, por lo que fueron liberados datos de 13 dependencias del Gobierno del Distrito Federal, como la Secretaría de Finanzas, Secretaría de Medio Ambiente, Secretaría de Transportes y Vialidad, la Delegación Miguel Hidalgo y Locatel.